Redacción Canal Abierto |Los mineros y sus familias instalaron una carpa frente al Congreso para exigir la reincorporación de los despedidos,  eliminar los techos salariales y expresar su rechazo hacia las políticas privatistas implementadas por la actual administración con las que se intenta cerrar la mina.

“Venimos a Buenos Aires para que el gobierno nacional entienda que este cierre inminente es un problema muy grave que condena a las comunidades al olvido y nos deja sin trabajo, y no vamos a permitir que cierren la mina”, explicó el secretario adjunto de ATE-Río Turbio, Cristian Gordillo. Desde el 22 de enero, los mineros de los Yacimientos Carboníferos de Río Turbio vienen denunciando el despido ilegal y arbitrario de más de 500 empleados e invitaciones extorsivas para adherir al retiro voluntario.

La lucha que ya lleva más de 70 días fue traída a Buenos Aires para visibilizar el conflicto y unir fuerzas ante el ajuste impuesto por el Gobierno.

Además, anunciaron las actividades que se realizarán en esta semana, donde trabajadores y trabajadoras del país se unen para reclamar sus derechos.

A las 19 de este lunes encabezarán una marcha de antorchas en la Plaza del Congreso, mientras que el miércoles marcharán a partir de las 12 junto al resto de los manifestantes. A su vez, el jueves a las 13 realizarán una exposición de maquinarias, fotos y videos de los yacimientos carboníferos, donde contarán su historia.

en octubre

Nuestros temas