Redacción Canal Abierto | La gestión actual del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI) mantuvo una reunión el pasado 17 de mayo con delegados y delegadas gremiales de ATE. Allí se anunció el recorte del 25% de la planta de trabajadores de esta institución.

Al respecto, Maria Paulo, delegada de ATE INAI, comentó. “Se trata del despido de 45 personas, y lo más terrible de todo es que nos convocaron para confeccionar en conjunto las listas para que los despidos sean lo menos conflictivos posibles. Nosotros no aceptamos esto de ninguna manera y estamos en estado de alerta y asamblea permanente, buscando que se revierta la decisión de sacar el 25% de la planta de trabajadores del instituto, de dejar compañeros sin trabajo y de vaciar de política pública el INAI”.

Por su parte, los funcionarios aducen la necesidad de “una reducción de personal para alcanzar la dotación óptima” –resultado del informe de Ministerio de Modernización – como fundamento para estos despidos.

Mientras, los trabajadores solicitaron inmediatamente una reunión con el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, para discutir esta situación. “Nos dejó plantados y volvimos a pedir que nos atienda. Pero lo que tuvimos fue una charla con funcionarios de segunda línea que nos dijeron que seguía firme la decisión de despedir trabajadores”, indicó la delegada.

A su vez, expresó: “Esto no sólo tiene consecuencias graves para la gente que se queda sin la fuente de ingresos para su familia en un contexto de mayor pobreza, tarifazos e inflación, sino que también el instituto va a quedar virtualmente paralizado”.

Además, aclaró que ante las constantes problemáticas que las comunidades originarias presentan día a día – sin acceso al agua potable, la salud, la educación intercultural bilingüe, la vivienda digna, entre otros- son necesarios más trabajadores y trabajadoras a fin de fortalecer las políticas públicas en materia de derecho indígena.

Paulo también culpó al Gobierno por los contratiempos que se presentan en el INAI. “La gestión del Pro ya hace dos años que viene desfinanciando el instituto e impidiendo que se implementen las políticas públicas en los territorios. Esta gente tiene a la gendarmería metida en los territorios, la situación se ha vuelto muy complicada, y sumado a eso, están paralizando el instituto, y nosotros vamos a seguir en la lucha porque creemos que los derechos de los trabajadores y de los pueblos hay que defenderlos”.

Estreno

Nuestros temas