Redacción Canal Abierto | El informe realizado por la Universidad Nacional de Avellaneda (Undav) arrojó que en los dos años y medio de gestión que lleva Cambiemos, el salario en dólares registró una caída del 34,8%.

Según el estudio, “desde fines de 2015 se observa un deterioro sistemático, pasando de los US$ 589 dólares de salario mínimo a los US$ 384 actuales.  En variaciones porcentuales, se trata de una merma del 34,8% en el salario mínimo local medido en moneda dura, en dos años y medio. Considerando sólo el último año, el retroceso es del 27%”.

Esta caída hizo retroceder a Argentina al cuarto lugar en la región, la cual lideraba en 2015. Hoy se encuentra por detrás de Uruguay, Chile y Ecuador, y sólo Venezuela registra una caída mayor con el 69%. El resto de la región tuvo un desempeño de revalorización de los salarios mínimos con una variación promedio en el período del 7,9%.

 

Fuente: Universidad Nacional de Avellaneda.

“Siendo nuestra región una de las más ávidas del mundo en materia de necesidades de financiamiento, la competencia por inversiones tiene efectos sobre los parámetros institucionales de competitividad: administraciones de corte liberal propician procesos de reducción de salarios como herramienta para `tentar´ a capitales productivos. Una de las secuelas perniciosas de este programa tiene que ver con el mercado interno: la reducción del poder adquisitivo, asociada a la erosión del salario real, impacta negativamente sobre el consumo interno y la producción”, dice la Undav.

Teniendo en cuenta esto, los investigadores realizaron una evaluación sobre la traslación de pesos a la canasta básica. “El proceso inflacionario golpeó fuertemente contra la capacidad de compra. Tomando diez productos de consumo masivo, el peso sobre el salario en dólares en la Argentina es superior al 3,87%”, destacaron.

Asimismo, la corrida cambiaria y la fuerte devaluación desde fines de abril empeoraron el escenario macroeconómico para el resto del año. La brecha de unos 5 puntos entre la inflación observada y las metas del Banco Central que implicaban un nuevo deterioro del salario real hasta antes de la corrida se amplió a una diferencia de 10 puntos, lo que supone el desplome del poder de compra si es que no se reabren masivamente las paritarias. El deterioro del poder adquisitivo afecta a la producción local y con ello al empleo, por lo cual se espera una situación de estanflación, según el estudio.

Según ATE Indec, si pasamos esto a pesos, el sector más afectado es el estatal, que para mantener el poder adquisitivo con respecto a noviembre de 2015, necesitaría $59.243 ­–hablando de un trabajador con categoría D0- y actualmente percibe $16.697. Esto, producto de una inflación del 98,3% desde 2015, que da cuenta de una pérdida de poder adquisitivo de un 18,1%, necesitando tres sueldos para igualarlo.

Además, el informe de la Undav refuta el relato del Gobierno sobre las causas supuestamente ajenas a la crisis cambiaria. En el último mes, el dólar subió un 22,4% en la economía local, sólo superado en la región por Venezuela, en donde avanzó un 38,7%. En lo que va del año, el aumento del dólar es del 33%. En cambio, en Brasil la divisa avanzó un 6,3%, seguido de Uruguay (5,1), Chile (3,8), Colombia (2,1), Perú (0,9) y Paraguay (0,5), mientras que en Bolivia no se movió. La estabilidad de la región frente a la alta volatilidad de la Argentina da cuenta de una crisis que tiene claros condimentos, vinculados a la fuerte suba del dólar desde la salida del cepo cambiario hasta la corrida de los últimos días.

Ilustración: Marcelo Spotti

Lanzamiento

Nuestros temas