Redacción Canal Abierto | El veto de Macri a la Ley que ponía un freno  aprobada en el Congreso no es para menos, sobre todo al observar si observamos  las subas en los últimos años.

En promedio, desde diciembre de 2015 a la fecha, la electricidad acumuló un suba de 1394%. Es decir, una boleta que entonces era de $50, hoy abona $747.

Similar fue el incremento en el precio del gas, que desde la asunción de Mauricio Macri sufrió un aumento promedio del 1195%. Por poner un ejemplo, si en 2015 una factura de gas era de $150, hoy alcanzaría los $1942.

Estas subas siderales responden a una política de quita de subsidios y la libertad otorgada a las empresas de energía para multiplicar sus ganancias. En promedio, las firmas lograron en 2017 una suba del 772% en comparación con el periodo anterior.

Por otro lado, si tomamos como referencia las paritarias del 15% que busca imponer el Gobierno, en la actualidad sólo la luz y el gas se comen el 11% del salario promedio.  

Sin embargo, no sólo de gas y electricidad vive la gente. En la era Cambiemos la inflación acumuló nada menos que un 89%. Casi 20 puntos porcentuales por encima del incremento promedio de los salarios, que se ubicó en torno al 69%.

Estreno

Nuestros temas