Redacción Canal Abierto | Esta tarde, asociaciones de inquilinos de catorce provincias que conforman la Federación Nacional de Inquilinos se reunirán con legisladores nacionales, sindicatos y agrupaciones políticas. El encuentro será para exigir el inmediato tratamiento de la Ley Nacional de Alquileres, que ya obtuvo media sanción en el Senado durante noviembre de 2016.

Desde la federación manifestaron que es urgente discutir el proyecto antes que pierda estado parlamentario si no es tratada antes de finalizar el año legislativo por la Cámara de Diputados. Y advirtieron también que “el mercado inmobiliario viene presionando para que esto suceda”.

Sobre esto, Gervasio Muñoz, referente de Inquilinos Agrupados, aseguró que la falta de tratamiento se debe a que “hay presiones porque un sector de la clase política pertenece al mercado inmobiliario. Ya no es un sector de afuera operando adentro del Congreso. La situación ha cambiado. Gobierna el mercado inmobiliario”.

Sin ir más lejos, en 2017, cuando se discutía esto, las inmobiliarias llamaron a un paro nacional para evitar que esta ley salga.

Por otra parte, en el comunicado de la federación indicaron que “el proyecto de ley busca mejorar la calidad de vida de los inquilinos argentinos y modificar drásticamente la cultura del alquiler en nuestro país”.

Si bien ya se logró que el pago de comisiones corra por cuenta de las inmobiliarias, el principal cambio que se intenta lograr es que los aumentos semestrales en el precio de los arriendos –que hoy se rigen por especulación inmobiliaria- sean de manera anual y dentro de un marco objetivo, utilizando como variantes de ajuste el promedio entre los índices de inflación y salarios.

Para Muñoz, esta regulación que proponen “implica que el mercado se tenga que acomodar a esos índices para que siga teniendo rentabilidad pero también para que los que alquilan puedan seguir pagando y accediendo a la vivienda de una manera justa”.

También se busca llevar el mínimo de contratación de dos a tres años, la expresa prohibición de que los impuestos sean a cargo del inquilino, la devolución actualizada del depósito en garantía, y un plazo de 60 días para la renegociación del contrato.

La mitad del sueldo en alquiler

A partir de la falta de datos oficiales y para dar cuenta de los costos que tiene hoy alquilar, la Federación Nacional de Inquilinos realizó una segunda encuesta anual para medir el impacto de los aumentos para las familias inquilinas.

La consulta, con más de 5.000 respuestas, arrojó que un inquilino destina el 45% de sus ingresos al pago del alquiler, sin contar expensas, impuestos y servicios. Si se consideran todos los gastos, mantener una vivienda alquilada ocupa el 60% o 70% de un salario promedio.

Los datos desglosados por provincias indican que Córdoba es quien destina mayor porcentaje del sueldo en alquiler con un 46,7%, seguida de San Juan con 46,2%, Provincia de Buenos Aires con 45,6%, y Ciudad de Buenos Aires con 44,6%.

en octubre

Nuestros temas