Redacción Canal Abierto | Los jubilados y pensionados acumulan una pérdida del 9,7% en su poder adquisitivo en el último año y cerrarán el 2018 con un retroceso de 13 puntos porcentuales, según estimó el Defensor de la Tercera Edad, Eugenio Semino.

“En 2015 un jubilado podía comprar el 68% de la canasta básica. Hoy, con la jubilación mínima y la canasta básica actualizada, sólo llega al 35% de la misma canasta básica de hace tres años”, explica en diálogo con Canal Abierto, Silvia Arce abogada previsional.

Según la Defensoría de la Tercera Edad, el consumo básico incluye: $ 3.600 en expensas y/o alquiler, $ 1.480 en servicios (luz, gas, teléfono y tasas), $ 450 en transporte (usando tarifa especial), $ 4.452 en alimentos, $ 2.005 en higiene y limpieza y $ 4.129 en medicamentos.Lo cierto, es que el 65% de las jubilaciones y pensiones están en el haber mínimo, son más de 4,5 millones de beneficiarios sobre un total de cerca de 6,9 millones de personas.

Un adulto mayor, para cubrir sus necesidades mínimas, debe ganar $ 21.127 mensuales. El haber mínimo a partir de septiembre será de $ 8.636, y el haber promedio apenas alcanzará los $ 13.000.

“La realidad es que la otra fórmula comparada con esta, hubiese dado un 7% de diferencia no es tanto pero igual terminaron perdiendo.  Cuando empezó la reforma previsional habían dicho que el jubilado iba a estar cuatro puntos arriba de la inflación. La realidad es  va a estar 8 o 9 puntos debajo de la inflación como mínimo. Perdieron no sólo por los aumentos que van a tener sino también por la depreciación económica del bolsillo al jubilado. Con una jubilación mínima compra menos necesidades básicas, consume menos que antes”, afirma Arce.

140.000 jubilados y pensionados que no hayan hecho el trámite a través de la web de Anses perderán el beneficio que habían empezado a cobrar por el plan de reparación histórica. Si hacen el trámite pueden volver a cobrar el beneficio.

 

en octubre

Nuestros temas