Redacción Canal Abierto | El Observatorio del Derecho Social de la CTA Autónoma elaboró un informe donde sistematiza la evolución del salario en diez actividades al cuarto trimestre de 2018 en comparación con el mismo período de 2015 y 2017. Para esto se tomaron en cuenta los aumentos salariales ya previstos y la inflación estimada del Banco Central.

La comparación con el cuarto trimestre de 2017 deja pérdidas de entre el 10% y el 17%. Los sectores más afectados, ubicados en el 17% de pérdida interanual, fueron la industria de la alimentación y la Administración Pública Nacional. Mientras, en el 10%, se encuentran el comercio y la sanidad.

“Cabe destacar que esta caída se registra a pesar de que muchos acuerdos salariales negociados en el primer semestre del año ya activaron las cláusulas de revisión previstas originalmente, incluso adelantando la fecha consignada en el acuerdo original. En tal sentido, algunas de ellas ya han previsto instancias de revisión de la revisión”, explican desde el observatorio.

La negociación colectiva a comienzos de este año, fue encarada con las metas de inflación fijadas a fines de 2017. El fracaso de estas metas forzó a una nueva ronda de negociación durante el segundo semestre –que se encuentra en curso-. Los plazos de vigencia de los acuerdos y las revisiones fueron posibles gracias a la aplicación de la “cláusula gatillo”, que a su vez se convirtió en “en una herramienta defensiva no ya para sostener los básicos de convenio en términos reales, sino para morigerar una caída cuya magnitud, hasta el momento, se encuentra dentro de las más altas de las últimas décadas”.

Por otra parte, si la comparación salarial se realiza con el cuarto trimestre de 2015, la industria textil y la Administración Pública Nacional tienen las mayores caídas con un 25% en términos reales. Mientras, el comercio y sanidad tienen las menores, con caídas en torno al 13%.

“Los últimos datos oficiales disponibles, correspondientes al mes de julio de este año, dan cuenta de un retroceso del 9,9% en el sector privado registrado y del 20,2% en el sector público en comparación con octubre del 2015”, indica el informe.

Además, este ajuste no incluye la inflación de agosto a octubre, que según se prevé, se ubicará alrededor del 15%. Esto, a pesar de efectuarse los aumentos de las negociaciones salariales, sigue marcando una tendencia decreciente en los ingresos de los trabajadores y trabajadoras.

 

Ilustración: Marcelo Spotti

en octubre

Nuestros temas