Redacción Canal Abierto | De los creadores de “abrígate más y apagá la estufa”, y “cambiemos a lamparitas LED”, llega la “Guía de conducción eficiente para vehículos livianos”, que te ayuda a ahorrar un 30% en el consumo de combustible. Las 32 páginas de tips se lanzaron en la previa del décimo cuarto aumento que tendrán la nafta y el gasoil, cuyo valor ya subió un 65% en lo que va del año.

Apoyada en la idea de cuidado del medioambiente y los recursos naturales, la Secretaría de Energía ofrece un compendio de recomendaciones para “ahorrar energía, reducir costos de mantenimiento, de emisiones de gases tóxicos, material particulado y emisiones de GEIs (dióxido de carbono), lograr mejor confort y disminución del estrés en la conducción, dar mayor vida útil al vehículo, y reducir el riesgo y gravedad de siniestros”.

Lo cierto es que más allá de prestar atención a cuestiones como la velocidad, los neumáticos, o el uso del acondicionador de aire, el combustible subirá un 7% más este sábado, a pesar de la desregulación de precios que impulsó el Gobierno. Importar petróleo debería costar lo mismo que comprarlo en el mercado local –independientemente de los costos- pero esto todavía no pasó.

Aunque el dólar comenzó a bajar, la nafta no sólo no lo hizo, sino que además se espera la aplicación de un nuevo ajuste.

Otro de los tips para “colaborar significativamente con la economía familiar” es comprar o alquilar vehículos con tecnologías que faciliten la conducción eficiente como el Sistema Start-Stop, la caja automática, o el indicador Eco Drive.

Lo que no tuvo en cuenta el Gobierno al recomendar esto es que, producto de las políticas económicas que el “Manual del FMI” baja como máximas, las industrias automotrices registraron un desplome del 40% en las ventas durante octubre y las suscripciones a planes de ahorro cayeron un 50%.

Esto es resultado de una devaluación que devino en el aumento de entre el 60% y 94% en el valor de los autos cero kilómetro, según los datos de la Asociación de Concesionarias de Autos de la Argentina (ACARA).

Para una familia que necesita más de $35.000 sólo para subsistir, la posibilidad de costear un vehículo con las características que recomiendan -que ronda los $240.000- y su mantenimiento, está cada vez más lejos, más en este contexto de recesión donde la pérdida salarial supera los 10 puntos.

en octubre

Nuestros temas