Redacción Canal Abierto | Una multitud se movilizó esta mañana a la Dirección General de Cultura y Educación. La convocatoria lanzada por el Frente de Unidad Docente y ATE tuvo como objetivo reclamar por las mejoras en infraestructura escolar y denunciar la responsabilidad del titular de la cartera, Mariano Sánchez Zinny, y del gobierno que encabeza María Eugenia Vidal en las muertes de Sandra Calamano y Rubén Rodríguez, vicedirectora y trabajador auxiliar docente respectivamente de la Escuela Nº 79 de Moreno y en que hoy 800 escuelas no puedan dar clases por no encontrarse con las condiciones de seguridad adecuadas.

Mirta Petrocini, titular de la Federación de Educadores Bonaerenses, uno de los gremios que integran el Frente Gremial Docente, remarcó que esta situación podría ser otra si el gobierno se encargara de garantizar los controles sobre el estado de las escuelas con la misma celeridad con la que controla qué docentes adhieren a las medidas de fuerza convocadas por los gremios.

Descargar

El secretario de ATE Buenos Aires, Oscar de Isasi, denunció las maniobra discursiva con la que el gobierno intentó primero endilgarle la responsabilidad a los propios trabajadores, para finalmente encarcelar al gasista encargado de la instalación.

Descargar

El secretario general adjunto de esa misma organización, Carlos Díaz, resaltó también la desidia de las autoridades y el intento del gobierno de Vidal por silenciar el conflicto a costa de días de clases con las escuelas cerradas

Descargar

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas