Redacción Canal Abierto | #25S, #YoParo, #BastaDeAjuste, #NoAlFMI son sólo algunas de las consignas que este martes 25 de septiembre inundaron las redes sociales. Las expresiones resumen el reclamo que comenzó ayer al mediodía, al inicio de las 36 horas de la medida de fuerza ratificada por las distintas vertientes de la CGT, la CTA Autónoma (CTA-A) y los gremios del transporte: un paro nacional que paralizó la actividad en la calles argentinas.

La principal bandera que enarboló la huelga fue la resistencia al acuerdo con el Fondo Monetario Internacional y los condicionamientos a la política económica local que conlleva. Sin embargo, mientras el movimiento obrero organizado paraba el país, el presidente Mauricio Macri se encontraba en Nueva York negociando con el organismo de crédito; pedía a los argentinos «enamorarse de Christine Lagarde»; y el presidente del Banco Central, Luis Caputo, presentaba su renuncia. El secreto a voces es que Caputo mantenía diferencias con las medidas propuestas por el ente internacional. Con él, el Gobierno cambia el segundo presidente del BCRA en tres meses.

El 24, el comienzo del cuarto paro general contra el gobierno de Mauricio Macri incluyó movilizaciones y actos en todo el país, y en la Ciudad de Buenos Aires arrancó con una concentración en el Puente Pueyrredón –principal acceso desde el sur del conurbano bonaerense- donde la Prefectura impidió durante horas el paso de los manifestantes. Pese a lo que fue interpretado como una provocación, las columnas avanzaron sin incidentes.

#ParemosAMacri Con el país paralizado, arrancó el cuarto paro nacional contra Macri y el ajuste. Radiografías de calles vacías durante el #ParoGeneral.

Publicado por Canal Abierto en Martes, 25 de septiembre de 2018

Al respecto, el secretario general de la CTA-A, Ricardo Peidro, sostuvo al programa Sobre la hora (Radio Cooperativa): «El gobierno de Macri necesitaba de la represión pero no había forma de detener la marea de compañeros y compañeras» y contó el despliegue de gas pimienta que lanzaron sobre los manifestantes sin razón aparente.

A las 11 de hoy, su central dio una conferencia de prensa donde comunicó el impacto del paro que se verificó muy alto. «En estos dos días se expresaron en conjunto todas las luchas, las resistencias y los paros que se vienen realizando en toda la clase trabajadora», sostuvo Peidro. También anticipó que el jueves 27, junto a Sitraic, habrá movilización desde Belgrano y 9 de Julio hacia la Cámara de la Construcción; que el 28, la CTA-A se sumará a las acciones por el Día de Acción Global por un Aborto Legal, Seguro y Gratuito. Y que a partir del lunes 1 de octubre se llevarán adelante cinco días de acampe frente al Congreso para rechazar el Presupuesto 2019 acordado con el FMI.

Por su parte, el titular de ATE Nacional y secretario adjunto de la CTA Autónoma, Hugo Godoy, afirmó: «Hay dos Argentinas, y hay dos modelos de desarrollo y de futuro para nuestro país. Uno es el que plantea el Gobierno: especulación financiera, recesión económica, y subordinación al FMI. Y por otro lado, hay un pueblo que pelea por trabajo, producción y soberanía. Estas son las consignas con las que nuestra Central ha convocado a este paro activo de 36 horas y ha podido articular con otras organizaciones».

Por la tarde, el triunvirato de la CGT también recibió a los medios y allí fue el titular de Dragado y Balizamiento, Juan Carlos Schmid, el encargado del anuncio: «El paro fue contundente». 

«Quiero felicitar al compañero que perdió el presentismo, que perdió el adicional, que se jugó por este paro», agregó. Y luego de reclamar una «mesa de diálogo» y un cambio en el rumbo económico solicitó a los funcionarios del Gobierno «que intenten encontrar la salida del laberinto en el que está encerrada la Argentina antes de que sea demasiado tarde».

 

Las imágenes son parte de la cobertura colaborativa que la redacción de Canal Abierto realizó en conjunto con sus lectores.

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas