Redacción Canal Abierto | A poco mas de 24 horas de la brutal represión y el escándalo en el recinto que terminó en la media sanción del Presupuesto 2019, el Fondo Monetario Internacional selló un nuevo capítulo del histórico endeudamiento macrista.

Este viernes, en un breve comunicado, la entidad indicó que su directorio «concluyó el día de hoy la primera revisión del desempeño económico de la Argentina en virtud del Acuerdo Stand-By de 36 meses que fue aprobado el 20 de junio de 2018″.

«La conclusión de la revisión permite a las autoridades obtener aproximadamente USD 5.700 millones, lo que eleva los desembolsos totales desde junio hasta aproximadamente a USD 20.400 millones», refirió.

Nada es casual en política. Tampoco lo es el visto bueno del organismo de crédito tras el compromiso con el ajuste que significó el avance legislativo del proyecto de Presupuesto.

El tan mentado déficit 0 que persiguen los funcionarios del Gobierno no representa mas que la condición sine qua non para el pago de intereses de la deuda y el reparo por excelencia del FMI para el financiamiento.

Según informa el propio Fondo, este tiene previsto girar US$ 13.400 millones para cubrir las “necesidades financieras” hasta fin de año. El pasado 22 de junio el organismo de crédito internacional envió US$ 15.000 millones, tal como indicaba el acuerdo original.

Si bien el nuevo desembolsó por US$ 5.700 millones forma parte del acuerdo sellado en junio, eleva fuerte el monto inicial con el FMI y convierte a la Argentina en el país más endeudado con el organismo. A esta altura, el mayor préstamo en la historia del Fondo ya suma los U$S 56.300 millones.

La tarea del Gobierno: el pago de la deuda como prioridad

Según los datos oficiales, la estimación de la relación Deuda/PBI se encuentra en el orden del 87%. Pero además es un dato que a diciembre 2018 muy posiblemente se encuentre subestimado. Según fuentes alternativas, como la UMET, hoy el peso de la deuda sobre PBI supera el 100%. Asimismo, si el tipo de cambio se modifica, el peso de la deuda se vería incrementado, tal como sucedió recientemente.

“Este Presupuesto 2019 es un dibujo escandaloso donde los números carecen de consistencia y sólo persigue un objetivo: el pago de los intereses de la deuda. Cualquier economista serio reconoce que es un plan de destrucción de la economía para pagar a los acreedores”, explicó diálogo con Canal Abierto Claudio Katz, docente de la UBA, investigador del CONICET y una de las figuras del colectivo Economistas De Izquierda.

De hecho, el pago de la deuda representará una 22,7% de todos los incrementos en términos absolutos que prevé el Gobierno para 2019.

A grandes rasgos -y para tomar noción de cuáles son las prioridades de Cambiemos- el año próximo se prevé que de cada $100 pesos, se destinarán casi $30 al pago de la deuda, mientras $16 tienen por objeto la Seguridad Social, $9 a Educación y Cultura, $6 a Salud, $2 a Ciencia y Técnica y poco más de $1 a Vivienda.

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas