Redacción Canal Abierto | En agosto de 2018 una noticia sacudió la Argentina: una explosión en la escuela Nº 49 de Moreno terminó con la vida de Sandra Calamano, vicedirectora de 48 años y Rubén Orlando Rodríguez, auxiliar de educación de 45.

La Justicia aún no determinó las responsabilidades de aquellas muertes, pero desde los trabajadores apuntan a la falta de presupuesto producto del ajuste brutal que viene sufriendo el sector.

“A casi 10 meses, seguimos con miedo y una gran cantidad de escuelas sin clases”, contó Hernan Pustilnik, docente de ese establecimiento e integrante del comité de crisis conformado tras la tragedia.

Descargar

En las últimas horas, un hecho similar volvió a sacudir la comunidad docente, aunque esta vez no produjo víctimas fatales. Ayer por la mañana explotó una estufa de la escuela Nº 27 del barrio La Esperanza, también en Moreno.

“Un auxiliar de educación fue a prender la estufa y no podía, hasta que de golpe explotó”, relató Pustilnik a Canal Abierto, y agregó: “después del incidente en la escuela Nº 49, revisaron las estufas y descubrieron que la mayoría de las estufas de Morano tenían pérdidas”.

“Al día de hoy, son muchas las escuelas sin clases”.

Descargar

Según indicó el diario Perfil, desde el gobierno provincial consideraron que se trató de «un hecho menor», y prefirieron hablar de «fogonazo» y no de «explosión».

Por su parte, la diputada Nacional por el Frente de Izquierda y dirigente de Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (SUTEBA) La Matanza, Romina Del Plá aseguró: “Las escuelas de Provincia son trampas mortales, y Vidal es responsable”.

promoción

Nuestros temas