Redacción Canal Abierto | Ante la imposibilidad de realizar una marcha o un acto masivo, el bloque de unidad que suscribió el “Manifiesto Nacional por la Soberanía, el Trabajo y la Producción” realizó su celebración del Día Internacional de los Trabajadores y las Trabajadoras con una actividad en uno de los talleres de la Cooperativa Envases Flexibles Mataderos.

Los oradores coincidieron en la importancia de sostener la organización y ampliar la unidad para enfrentar la pandemia y la crisis económica, en la urgente necesidad de implementar ingresos universales que permitan garantizar pisos de dignidad toda la población, apoyaron la iniciativa para crear un impuesto a las grandes fortunas y cuestionaron a los grandes monopolios que pretenden aumentar sus propios beneficios aprovechando la aparición del coronavirus.

La jornada consistió en una ronda de breves discursos, sin público -que se pudo seguir por el streaming de este portal-, con presencia vía teleconferencia de una gran cantidad de dirigentes de otros espacios.

Estuvieron presentes los máximos representantes de la CTA Autónoma, la Unión de Trabajadores de la Economía Popular, La Asociación Trabajadores del Estado, la Corriente Federal de Trabajadores de la CGT, los trabajadores portuarios de FEMPINRA, el Movimiento Nacional de Empresas Recuperadas, el Consejo Productivo Nacional de las pymes, la Federación de Inquilinos, Vía Campesina, entre otras organizaciones sindicales, sociales y políticas.

Transmisión completa:

Esteban “Gringo” Castro, de la CTEP expresó: “De la pandemia queremos salir con organización y con trabajo, el Manifiesto da una respuesta al proceso político que creemos nosotros que se viene. Es indudable que desde la dictadura ha habido un proceso creciente de concentración económica y aquellos que concentran la economía son los que nos han llevado a este fracaso actual”.

“Agradecemos la decisión del gobierno nacional de hacer la cuarentena en tiempo y forma para garantizar la vida, pero necesitamos una profundización de ese amor al pueblo y el Estado tiene que tener un rol central para los tiempos que se vienen”, concluyó el también secretario General de la UTEP.

Por su parte, Hugo Cachorro Godoy de ATE y CTA-A  dijo que “no solamente hay que salir de la emergencia sanitaria sino también de la emergencia económica y social. El Estado nacional debe ser plenamente soberano, debe tener en el centro al conjunto de quienes generan la riqueza en nuestro país, para garantizar que no haya más desempleo, que no se reduzcan y que se mejoren los salarios, para terminar con la precariedad laboral, para que todos los trabajadores, ocupados, desocupados y subocupados tengan garantizado un salario social mínimo”

El diputado por el Frente de Todos Walter Correa, referente del Sindicato de Obreros Curtidores destacó que durante el gobierno anterior “no hubo un sello que dividió la clase, los compañeros estuvieron peleando contra el macrismo”, dijo. Esta construcción de lucha nos permitió pasar de la resistencia a la ofensiva, desde abajo hacia arriba. Hoy los héroes son los compañeros y las compañeras que mantienen las ollas, los que manejan los colectivos y trenes, los que limpian los hospitales, los trabajadores de la salud, los que mantienen las fábricas para garantizar los alimentos”, completó.

El titular de la CTA Autónoma, Ricardo Peidro, aclaró que “este manifiesto presente trazos gruesos de acuerdo que son fundamentales porque defienden a nuestra clase trabajadora, porque plantean la defensa de los compañeros de la economía popular, de la pequeña y mediana empresa. Vamos a salir mejores de esta crisis. Estamos convencidos que vamos a construir una sociedad con justicia, igualitaria, que valga la pena ser vivida”, destacó

En el final, Gervasio Muñoz de la Federación de Inquilinos explico que “nueve millones de trabajadores y trabajadoras vivimos en viviendas alquiladas. Nos han convencido que la vivienda es un derecho individual –continuó-, por eso para nosotros es importante estar acá, porque la vivienda tiene que volver a ser una pelea colectiva, una conquista de los sindicatos, de los movimientos sociales, tiene que volver a ser una política de Estado. El Estado se ha retirado completamente de regular el acceso a la vivienda. Estamos exigiendo que el Estado se haga cargo de pagar los alquileres que no podemos pagar porque no podemos trabajar”, agregó.

 

Fotos: @dicoluciano

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas