Redacción Canal Abierto | La CTA Autónoma Capital realizará una subasta de obras de arte con el fin de recaudar fondos para sostener los espacios comunitarios que asisten en los territorios en el contexto de pandemia y aislamiento. Las obras son aportadas por artistas que integran la Gremial Facio Hébequer de Artistas, Profesionales y Trabajadores de las Artes Plásticas y Visuales, quienes motorizan el evento en base a experiencias previas en el rubro.

“Las organizaciones territoriales que conforman nuestra central están desarrollando una serie de acciones ante la ausencia del Estado de la Ciudad de Buenos Aires en los territorios, tratando de sostener condiciones elementales de sobrevida en los barrios populares, sin el apoyo del Estado de la manera que debería hacerse. Llegamos a una situación de colapso por la cual hemos tenido que hacer colectas y pedidos de solidaridad como un montón de otras organizaciones. Desde la Secretaría Gremial difundimos entre las organizaciones sindicales que se nuclean en la central este pedido de ayuda solidaria y los compañeros y las compañeras del Sindicato de Artistas Plásticos nos plantearon esta propuesta de hacer subasta”, explicó a Canal Abierto Hebe Nelli, secretaria Gremial de la CTA-A Capital.

La modalidad de la subasta se realizará mediante la exposición de un catálogo que contiene las obras a subastar. A partir de ahora se puede encontrar ese muestrario en la página de Facebook de la CTA-A. En esa publicación los interesados podrán hacer su oferta indicando el número de obra que figura en el catálogo y el monto propuesto. Quienes hayan hecho la oferta superior a las 23:59 del sábado 27, serán quienes adquieran la obra en cuestión.

Además del objetivo central, que es aportar a la continuidad de la tarea social que hacen las organizaciones territoriales, esta subasta abre la posibilidad de hacerse de una obra a sectores a los que el mercado de arte tradicional les da la espalda, por manejar precios de base a los que solo puede acceder una elite muy reducida.

“Hay una diferencia, que es que esta subasta tiene un objetivo preciso que es aportar a los espacios comunitarios de la CTA-A. Es un objetivo político gremial que nos pusimos como sindicato: aportar a paliar en algo esta crisis, desde lo que nosotros y nuestros compañeros pueden hacer”, explicó a este portal Néstor Portillo, integrante de la Gremial  Facio Hébequer.

Además, sostuvo: “Nosotros tenemos un mercado de arte muy pequeño y que básicamente está pensado para especular. Por supuesto que nosotros no estamos en ese circuito y jamás nos interesó estar. Yo soy muralista y siempre desarrollé mi trabajo en espacios públicos, al igual que mis compañeros. Este sindicato se arma justamente con compañeros que han tenido experiencias colectivas. Si bien tenemos gente premiada en el Salón Nacional o en el Salón Belgrano, que son salones de referencia y muy importantes, la mayoría de nosotros hemos desarrollado nuestra labor plástica por fuera de los circuitos, porque consideramos que son elitistas y nosotros pensamos en otra cosa”.

“El objetivo de la subasta es bancar los espacios populares de la CTA-A, no deberíamos corrernos de ahí. Pero también tener un precio de base accesible para que por poco dinero, el que pueda, pueda adquirir un trabajo. Y la idea es mantener esto hasta fin de año, porque consideramos que la situación es grave y va ser más grave aún cuando salgamos de la pandemia. Cuando yo era chico todavía había cierta circulación de obras en las casas. Desde hace años eso es un lujo. Entonces, poner estas obras a este precio nos parece que es algo que propiciaría que la gente también adquiera obras de cierta importancia por muy poco dinero”, concluyó Portillo.

 

Imagen principal: Obra «Comadres», de Adrián Pandolfo. Disponible en el catálogo

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas