Redacción Canal Abierto | Según lo anunció la semana pasada la ministra de Desarrollo Territorial y Hábitat, María Eugenia Bielsa, el Gobierno se encuentra próximo a relanzar el Plan Procrear. La iniciativa se complementará con el Plan Nacional de Suelos que, según explicó Bielsa, promoverá la generación de lotes con servicios para ampliar el acceso al suelo urbanizado.

Para avanzar en ello se conformó un Gabinete de Tierras, integrado por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, la ministra Bielsa, y los ministros de Agricultura, Ganadería y Pesca, Luis Basterra, y de Desarrollo Social, Daniel Arroyo.

“Es un programa que va a complementar de manera extraordinaria el acceso directo a la vivienda. Quienes han tenido un banco de suelo cuando el Procrear llegó en su mejor versión, rápidamente accedieron al crédito hipotecario, pero ahora, en muchos lugares es más caro el suelo que la casa”, destacó la ministra.

En este sentido, el presidente del Observatorio del Derecho a la Ciudad, Jonatan Baldiviezo destacó que “es favorable que el Estado vaya internalizando la envergadura de la problemática habitacional de Argentina. En esa línea, cualquier decisión de política urbana que tome tratando de mitigar por lo menos la crisis habitacional que tenemos es bienvenida”.

El Gabinete de Tierras también decidió que los bienes que se encuentran en la órbita de la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE), sean destinados a los ministerios involucrados, para que estos cumplan con el objetivo de mantener las propiedades del Estado con una finalidad de desarrollo social y establecido en las necesidades específicas de cada una de esas carteras.

A su vez, consideraron como prioritario el desarrollo agropecuario de las tierras, además del emplazamiento de parques industriales y la construcción de viviendas a través del plan Procrear, con el eje en que lo público se utilice para el beneficio de todos los argentinos.

Planificación

En esta línea, Baldiviezo señaló que esta entrega de tierra no puede ser analizada de forma aislada. “Desde el Observatorio creemos que no solo se trata de estimular la creación de lotes con servicios, sino también incitar en las provincias y en los municipios la existencia de un banco de inmuebles. Esto generaría un dinamismo inmobiliario más circular donde el Estado entregue tierras y las incorpore también”, sostuvo.

Asimismo, otro tema a analizar, y que quizás fue un déficit de la política anterior del Procrear es que se tiene que tener primero una planificación urbana antes de la creación de lotes con servicios. “Ha ocurrido que estos se crearon y no respondían a una planificación y esos lotes estaban desconectados del resto de los servicios que ofrece la Ciudad. Se entiende que estos lotes tienen servicios domiciliarios pero debe incluir al resto de los servicios públicos como el transporte, la educación, la salud, el entretenimiento, deportes y espacios verdes”, explicó el abogado.

Vivienda social

Al otorgar tierra pública a familias, el Estado está transformándola en privada. En este caso, debieran primar restricciones que aseguren que esa siga siendo una vivienda social, destinada a familias que no tienen casa.

“Una vez que la tierra pública pasa a manos privadas, esa persona al ser propietaria tiene la plena libertad de poder vender su propiedad a quien lo desee. Esos pueden ser una empresa o familias que tienen varias viviendas. Lo que debería procurar este sistema es no limitar la movilidad de la propiedad, pero cada vez que se readquiera esa propiedad sea para una familia que no tiene vivienda y así evitar que esa tierra pública quede concentrada en pocas manos”, aclaró Baldiviezo.

Por último, insistió: “A nivel nacional todavía no existe una ley de ordenamiento territorial. Toda política de vivienda de lotes con servicios tendría que arrancar con un plan de ordenamiento territorial como exigencia del Estado”.

El Plan Procrear

En una primera etapa el Gobierno prevé la construcción de 5.500 nuevas viviendas y generar 75.000 puestos de trabajo entre 2020 y 2021. La iniciativa había sido presentada originalmente en el marco del plan Argentina Construye a mediados de mayo pasado, y calculaba una inversión total de $29.000 millones y la creación de 750.000 puestos laborales.

Hasta ese momento, los principales puntos del plan apuntaban a:

  • La construcción de 5.500 unidades de viviendas
  • Refacciones y conexiones: 42.900 unidades
  • Compras de materiales: 204.000 unidades
  • Núcleos sanitarios por 1.250 unidades
  • Equipamientos de emergencia, por un total de 30 unidades
  • Lotes de servicios con 2.000 unidades
  • Generación de 340 mil puestos de trabajo directos y de 411 mil indirectos

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas