Canal Abierto Radio | En sintonía con el Grupo de Lima, el gobierno argentino acompañó la resolución sobre derechos humanos en Venezuela basada en el informe de la ex presidenta chilena Michelle Bachellet, altamente criticado por otras organizaciones en ese territorio. “Votamos con los lacayos que tiene Estados Unidos en Europa y en América Latina” aseguró el sociólogo Atilio Borón.

De esta manera, el gobierno de Alberto Fernández asume como propias las condenas de la oposición golpista venezolana y promueve la injerencia extranjera, algo que diferentes espacios y referentes consideraron una continuidad con la política exterior de Mauricio Macri. La decisión se alinea con las derechas representadaspor Jair Bolsonaro, Sebastián Piñera, en Lacalle Pou; e incluso con Gran Bretaña “que ocupó las Islas Malvinas, y contra Venezuela que nos ayudó con la guerra de las Malvinas”, advirtió Borón.

“Esperaba un voto más razonado y sensible a la realidad geopolítica de la región” comentó Borón, porque “votamos con los enemigos del gobierno actual” que “se asocian a la oposición más radical” dentro del país. Y opinó: “Es una desilusión muy grande porque este gobierno había arrancado bien, dándole asilo político a Evo Morales, a García Linera, recibiendo a los hermanos y hermanas que huyen de la dictadura en Bolivia, a Lula, y de repente este retroceso”.

“Si no se corrige el rumbo en materia de política exterior, el tema al interior de la Argentina se va a poner muy mal porque no hay una división entre política exterior y la política doméstica. Los rivales del gobierno dentro son los mismos en el plano internacional, entonces cuando te entregás ante ellos, se sienten fortalecidos y vienen con más fuerza para doblegarte en el terreno nacional. Fue un error de cálculo producto de una mala definición de una realidad internacional”

A favor de Venezuela votó México, bajo la mirada progresista de López Obrador, y países como Indonesia, Nigeria, Qatar y Bangladesh, además de dos potencias nucleares como la India y Paquistán. Distintos sectores dentro del Frente de Todos repudiaron la decisión e incluso la embajadora en Rusia, ex representante argentina en la nación bolivariana, Alicia Castro, definió su renuncia con una extensa carta donde afirmó que se trata de “Un lamentable giro en nuestra política exterior”.

México, España, y los países de la Unión Europea tienen embajadores en Caracas, mientras que como representación del gobierno argentino aún hay “un encargado de negocios que puso Macri”, y a once meses de asumir no se designó un embajador.

“Es un mensaje el que estás mandando al mundo: que vos no desafiás lo que te dicen en Washington, y ese es el error. Y cuando no los desafiás, estás liquidado como país autodeterminado. Si no tenés capacidad de autodeterminación nacional, ¿qué es lo que va a hacer EEUU para avanzar en las reformas profundas que tiene que hacer en el régimen tributario?, Estados Unidos va a jugar para los que son sus socios, sus diarios, sus políticos, sus jueces, y todo eso”, advirtió Borón.

Esta decisión va en contra de la histórica “Doctrina Drago” de no injerencia en asuntos internos de otros países. Por eso “se habla de que hay un giro, Alicia Castro presentó su renuncia, y mucha gente salió a protestar y evidentemente hay un paso atrás, un retroceso, que si no se corrige a tiempo prácticamente empieza a generar un escenario de un país cuya política exterior se la escriben desde Washington” remarcó.

Escuchá la entrevista completa:

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas