Redacción Canal Abierto | “Esto que se intenta imponer, los asesinatos de Abigail Riquel y Abigail Luna como actos de inseguridad, no es así. Son femicidios y parte de la escalada de violencia hacia las mujeres que se está viviendo en Tucumán desde hace mucho tiempo”. Las declaraciones de Leonor Cruz, integrante de la Multisectorial de Mujeres que agrupa a más de 30 organizaciones feministas y secretaria de Género de CTA Autónoma Tucumán, ponen en contexto una situación provincial que saltó a la tapa de los diarios de todo el país de la mano del espanto hace una semana.

Abigail Riquel tenía 9 años y Abigail Luna, 2. La más pequeña falleció en la Clínica San Cayetano producto de las lesiones con las que ingresó, infringidas por su padrastro. El cuerpo de la mayor fue encontrado por los vecinos, semienterrado en un baldío del barrio Villa Muñecas, en San Miguel de Tucumán con signos de haber sido golpeada en la cabeza, asfixiada y abusada. A un horror siguió otro: los vecinos de la familia Riquel mataron a golpes al sospechoso del crimen.

“La muerte de estas niñas puso blanco sobre negro: un Estado provincial que no actúa como debe, que no convocó rápidamente a las fuerzas policiales a que operaran. Tanto la búsqueda de Abigail como el fatal desenlace con el linchamiento del femicida han sido producto de la inoperancia y de la complicidad del aparato del Estado que garantiza la impunidad de violadores y golpeadores”,  sostuvo Vicky Disatnik, referente de la Casa de las Mujeres Norma Nassif, en la conferencia de prensa que brindaron esta mañana para visibilizar el reclamo de justicia, de políticas de género, de la declaración de la emergencia provincial, y la renuncia de Claudio Maley, el ministro de Seguridad tucumano.

Y agregó: “Esto ha mostrado la cara más terrible de Tucumán, donde la pobreza y la pandemia asolan de manera terrible en estos días”.

 

Primera en todo

Tucumán en la primera provincia del país en cantidad de femicidios por densidad poblacional y la tercera en el número total. Tampoco tiene refugios para mujeres víctimas de violencia de género que, cuando se animan a denunciar, luego no tienen dónde ir.

“Somos primeras en todo: la primera provincia que se declara provida, la única que no adhiere a la ESI, la primera donde el movimiento de mujeres tuvo que salir a denunciar que no se quería adherir a la Ley Micaela. Somos una provincia donde el Estado no respeta ninguno de los derechos de las mujeres, niñas y adolescentes –enumeró Cruz -. Venimos, desde el movimiento de mujeres, denunciando hace mucho tiempo la escalada de femicidios y la inacción por parte del gobierno con políticas públicas claras. Las que hoy existen son totalmente insuficientes. Venimos exigiendo la emergencia en la provincia”.

Para las referentes de la Multisectorial, fue el desamparo del que fue víctima la familia el que llevó a la violación y asesinato de Abigail, y el linchamiento del supuesto culpable.

“Estamos en total desacuerdo con el linchamiento y posterior muerte del supuesto asesino, porque lo que nosotras buscamos es justicia. No creemos en el ojo por ojo. Pero también sabemos que esto es parte del hartazgo del pueblo tucumano, que está harto de la impunidad y de la pobreza”, aseguró Cruz.

Disatnik, por su parte, detalló: “Esos papás buscaron a su hija, la encontraron muerta porque la policía le dijo que era el Día de la Madre y que estaban cansados -contó-. Pedimos la renuncia del ministro de Seguridad, que es el responsable político de esta situación, y que todo el movimiento de mujeres se expida sobre este tema”.

Desde el Movimiento impulsan, de 15 a 17, un twitazo con la consigna #FueraMaley que persigue visibilizar la situación provincial, sacar la problemática de Tucumán, y nacionalizar la discusión.

 

Imagen: TN

Recibí más periodismo de este lado