Redacción Canal Abierto | La diputada provincial y funcionaria de la Municipalidad de La Plata Carolina Píparo fue denunciada penalmente por incumplimiento de los deberes de funcionario público. La acusación se basa en los hechos ocurridos hace exactamente un mes. En la madrugada de año nuevo, Píparo acompañaba a su marido Juan Ignacio Buzali en momentos en los que atropelló y abandonó a Luis Lavalle e Iván Coronel, dos jóvenes que se movilizaban en moto por la ciudad buscando quemas de muñecos de año nuevo junto a otros amigos.

Buzali se encuentra detenido en la causa en la que se lo acusa de doble homicidio en grado de tentativa por ese mismo suceso. La acusación a su esposa se fundamenta en el cargo que ostenta como funcionaria municipal, al frente de la Secretaría de Asistencia a la Víctima y Políticas de Género. La presentación fue echa esta mañana ante la UFI Nº5 de La Plata por el doctor Martín de Vargas en representación Luis Lavalle, a quien también patrocina en la causa contra Buzali.

En el escrito se fundamenta su acusación en que según el decreto municipal 2698/19 que dio origen a su cargo, se detalla que desde el mismo se encuentran entre sus deberes los de “desarrollar e implementar políticas públicas de prevención, asistencia y atención de las víctimas de delitos en el ámbito municipal” y “establecer vínculos de coordinación y cooperación con organismos nacionales, provinciales, municipales e internacionales, ya sean estos públicos o privados, con la finalidad de actuar conjuntamente en la defensa del acceso y goce de los derechos de las víctimas”.

“Cuando su marido Juan Buzali atropella a Luis Lavalle y al menor que lo acompañaba, se representó la existencia de víctimas llegando a pensar incluso que habían matado a alguien. Siendo consciente de ello, y en su rol de funcionaria pública nunca procuró asistencia para las víctimas, no llamó nunca al SAME, en sus llamadas al 911 posteriores a que su marido intentara matar a dos chicos inocentes nunca pidió una ambulancia. Sólo se preocupó por ella y su marido“, expresó De Vargas en un texto dirigido a la prensa.

“Además tuvo tiempo para huir a la carrera por media ciudad de La Plata, embistiendo autos y casi desatando otra tragedia, cuando casi embiste a una familia que abordaba un auto. Además tuvo tiempo de llamar a sus abogados, a sus amigos funcionarios, a su hermano… pero nunca se preocupó por los dos chicos atropellados“, señaló en referencia a la llegada de su patrocinante Fabián Améndola y de su hermano Matías a Plaza Moreno, donde se produce el providencial encuentro con el secretario de Seguridad de la comuna Darío Gandulgia.

Estas situaciones se detallan en el escrito presentado. Allí se sostiene que “el dolo delictual necesario para la imputación de Carolina Píparo se manifiesta en los llamados al 911 en especial el de las 03:07 que es el inmediato o contemporáneo a embestir a las víctimas”. También recoge declaraciones de la propia denunciada “le metí mucha presión para escapar, porque las motos seguían atrás“.

También se da constancia de la presencia de la testigo que realizó el registro del video que se viralizó en la primer jornada de 2021, gracias al cual Lavalle y Coronel hoy pueden estar demandando en vez de estar acusados por asaltar a sus victimarios.

“El secretario de salud, que se llama Enrique me dice que no hay ningún reporte al SAME para que él pueda seguir y ver qué pasó con el accidente. Luego llega una señora de la nada que le pregunto quién es, y me dice `soy la que te vió’ , empieza a gritar asesino, y ahí subí al auto y le dije a mi marido ‘alguien se murió y nadie me lo está diciendo´. Yo le sigo preguntando a la policía y nadie me decía. Ya en el auto agarré y llame a Fernando”, cita el escrito la declaración de la funcionaria cambiemita. Se entiende que Fernando es Burlando, su abogado desde que querelló al Banco Río por la salidera sufrida en 2010.

En diálogo con Canal Abierto, De Vargas explicó que se demoró un mes en presentar esta denuncia  porque “no podíamos conseguir el decreto, que obviamente está bajo siete llaves, en el que figuran todas las funciones de la secretaría que Píparo dirige para poder fundamentar la denuncia”.

De todos modos, destacó que tampoco varió mucho temporalmente. “A lo sumo lo podríamos haber hecho hace una semana, porque también nos faltaba acceder a algunos informes como el del 911 para terminar de corroborar lo que ocurrió: que no llamó a ninguna amblancia ni tuvo ningún gesto de preocupación sobre la salud de las víctimas”, expresó el letrado.

“Veo que la defensa está haciendo un cambio estratégico y quiere llevar esto al plano de lo político. Y yo digo que a estos chicos no los atropelló ningún político, sino su marido. Y ella estaba con él. Sólo quieren salvar la imagen de Carolina. Este no es un tema político, sino un caso delictivo como cualquier otro. Sólo tiene el componente de que una de las personas que iba en el auto era Carolina Píparo”, concluyó De Vargas.

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico