Redacción Canal Abierto | Trabajadores y trabajadores sosiocomunitarios entrarán entre el personal estratégico a vacunar. Esto surge a partir de una resolución del Gobierno Nacional y tras un año de reclamos de organizaciones sociales en función de ser tenidos en cuenta como trabajadores esenciales. Así, entre 70.000 y 80.000 dosis serán destinadas a atender a quienes se desempeñan en comedores y merenderos populares con el fin de que no se contagien de coronavirus ni expongan a quienes asisten.

Durante 2020, el Ministerio de Desarrollo Social confeccionó el Registro Nacional de Comedores y Merenderos Comunitarios a través de un relevamiento que arrojó la existencia de unos 10.000 establecimientos gestionados por organizaciones en los que se desempeñan más de 70.000 personas que acompañan a quienes menos tienen. Durante el último año, se sumaron espacios implados de manera particular por vecinos que en su mayoría no fueron alcanzados por este registro.

En diálogo con Canal Abierto, el secretario general de la Federación Nacional Territorial (FeNaT-CTA), Omar Giuliani, manifestó que esta noticia se condice con el reclamos que sostuvieron en la calle con la campaña Somos Esenciales. “Es parte de la necesidad que el gobierno acceda a vacunar a entre 70.00 y 80000 que están registrado”, indicó.

También expresó que “todavía no se dio a conocer como va a ser la distribución. Si se va a regir por esos registros o van a hacer un nuevo relevamiento, teniendo en cuenta que con el crecimiento de la miseria fueron apareciendo nuevos lugares de asistencia“.

“Entendemos que deberían actualizar los registros y que el gobierno debería llamar a la representación colectiva de todas las organizaciones sociales para que participemos activamente de la planificación y distribución del proceso de vacunación. Así se garantizará que ninguna organización quede afuera, ni por orientación ideológica ni por tamaño”, concluyó.

 

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico