Canal Abierto Radio | Durante el martes 12 de octubre, dirigentes de la Central de Trabajadores y Trabajadoras de la Argentina Autónoma (CTA-A) se reunieron con funcionarios del Ministerio de Economía para discutir sobre el proyecto de Ley de Presupuesto 2022 presentado por el Ministro Martín Guzmán.

Según el documento ingresado al Congreso, para el próximo año se estima un gasto total mayor a los u$s13 billones, un crecimiento del PBI del 4%, una inflación anual del 33% y un dólar oficial en los $131,1. También proyecta financiamiento del Banco Central al Tesoro de 1,8% del PBI, un consumo privado 4,6% y una recaudación fiscal de $15,7 billones.

Ricardo Peidro, secretario general CTA-A, sostuvo que el reclamo es por “un presupuesto que privilegie la soberanía, el trabajo, la producción y también la justicia”. Asimismo, remarcó que “no hay que hacerle concesiones a los sectores concentrados de la economía y el poder que nos llevaron a este contexto con el 45% de pobres y 10% de indigencia; sino por el contrario, hay que realizar y profundizar políticas que sean de distribución y que saquen a tantos argentinos y argentinas de esta situación”.

Para este miércoles 13, desde varias organizaciones y sindicatos se había convocado una movilización en rechazo del proyecto presentado por Guzmán señalando que prioriza los intereses de grandes empresas y del Fondo Monetario Internacional (FMI), frente a políticas sociales. “Por cuestiones operativas”, fue postergada para el 27 de este mes en “reclamo de modificación del presupuesto 2022 y volviendo a ratificar todos los proyectos de ley que hemos presentado. Aparte, nosotros le incorporamos la industrialización en territorio de origen del litio, el Canal de Magdalena, recuperar la soberanía nacional sobre puertos y vías navegables, la vuelta al campo. Dentro de los reclamos de los trabajadores que hayan paritarias sin techo para que no condicionen sus derechos”, enumeró Peidro.

A su vez, el secretario general de CTA-A manifestó que “si no hay un nuevo impuesto a la fortuna o aporte solidario, si se baja el déficit y no hay ingreso tranquilamente podemos hacer una lectura de ajuste“. Y explicó que “si bien los funcionarios se mostraron receptivos a las propuestas” y se “abrieron canales de comunicación”, no detectan “un círculo virtuoso de ingresos, consumo y producción” en el proyecto presentado.

“Nos preocupa que el presupuesto quede en las mismas condiciones”, sostuvo Peidro. Y agregó: “Esperamos que se puedan contemplar las propuestas e inclusive, más allá del presupuesto, que se puedan llevar adelante algunas, como la del salario universal. Ratificamos que es difícil plantearlo en otros términos que no sea ese, que es imposible salir de los niveles de pobreza e indigencia con los datos que surgen de este presupuesto”.

En esta misma línea, Peidro afirmó que “no se puede pensar en un pacto social en el contexto en que estamos hoy, porque indudablemente va a ser para sostener estos niveles de desigualdad”, más aún teniendo en cuenta “el avance a nivel local, regional y global de las grandes patronales sobre los derechos de la clase trabajadora“. Es por ello que “habría que tener decisión política para tomar medidas profundas y después conversar cómo hacemos para transformar el modelo y la matriz productiva, cómo hacemos para mejorar los ingresos, porque tiene que haber un piso de dignidad con un salario universal“, indicó.

En este sentido, destacó la necesidad de convocar a los sectores sociales y trabajadores para discutir el Presupuesto 2022 con la perspectiva puesta en “mejorar los niveles de desigualdad”. “Creemos que para profundizar la democracia tiene que haber una amplia participación de todos los sectores porque, como ya estamos cansado decirlo, las grandes corporaciones y grupos económicos deciden todos los días”, concluyó Ricardo Peidro.

Escuchá la entrevista completa:

 

Recibí más periodismo de este lado

Archivo historico