Sobre La Hora consultó a Raúl Dobrusin, referente de Unidad Popular en Neuquén y ex diputado provincial, acerca de los anuncios sobre al convenio laboral en el yacimiento de Vaca Muerta, firmado por el Gobierno Nacional.

Al respecto, Dobrusin contextualizó la situación en su provincia: “En este momento hay conciliación obligatoria porque hay 1500 despedidos en el petróleo y el Sindicato está tratando que no los despidan. Con lo cual esto de que ‘van a generar trabajo’, la realidad es la de siempre: las grandes empresas petroleras siempre han sido subsidiadas. Esto es otra promesa de que van a venir grandes inversiones, pero no llegan todavía ni se sabe nada”.

También habló sobre el rol de Guillermo Pereyra y Miguel Arévalo: “Son los personajes que definen el trabajo del petrolero en nuestra provincia. Lamentablemente no hemos podido lograr que se arme una estructura de trabajadores de petróleo que puedan remplazarlos. Pereyra es del Sindicato de trabajadores Privados del Petróleo, pero su única queja es con YPF; y Arévalo es el Secretario General de Trabajadores Jerárquicos del Petróleo”.

Asimismo, consideró que “acá hay dos partes que financian las petroleras: por un lado los trabajadores, con su salario, rebajándolo por la misma cantidad de hora; y por otro el pueblo, pagando más la nafta, el gas, la generación de energía, remplazando lo que pagaba el Estado como subsidio”.

“Lo que ha hecho este acuerdo es seguir con la transferencia de fondos, manteniendo a las grandes empresas y sacándonos a los de todos los días”, concluyó Raúl Dobrusin en diálogo con Sobre La Hora.

>> Descargar audio en mp3

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nuestros temas