A dos meses de la sanción de la ley de Emergencia Social, el ministerio de Desarrollo Social bonaerense, convocó a los dirigentes de la Corriente Clasista y Combativa (CCC), la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) y Barrios de Pie para avanzar en la creación del Consejo de la Economía Popular y el Salario Social (CEPSS).

En ausencia de la ministra Carolina Stanley, la reunión fue presidida por el responsable de ese consejo, Matías Jekkly. También estuvieron presentes el Miguel Ángel Ponte, el segundo del ministro de Trabajo de la Nación, y un funcionario de Hacienda.

Las organizaciones le hicimos saber nuestra preocupación por la demora en la conformación de este consejo, teniendo en cuenta que en las próximas horas se van a cumplir dos meses de la aprobación de la ley y que la propiamente dicha emergencia social no puede seguir esperando a que se arbitren medidas para solucionar la problemática social de millones de argentinos”, sostuvo Fredy Marino, dirigente de la CCC.

Y agregó: “Tanto con los compañéros de CTEP como con los compañeros de Barrios de Pie le hicimos notar nuestra preocupación. Le hemos manifestado nuestra predisposición y nuestro compromiso para trabajar en la implementación de la ley, y se puso mucho énfasis en la apertura y creación del Registro de Trabajadores de la Economía Popular en el marco de la transformación de los distintos planes sociales a un salario conjuntamente con lo que caracterizamos como el salario social complementario”.

Los dirigentes asistieron a la reunión sin deponer las armas. Desde todas las organizaciones explicaron que llegaron con planteos y movilizaciones programadas en reclamo por las políticas económicas que profundizan la conflictividad social, el desempleo y la pobreza. En lo inmediato, ya está prevista una marcha a Plaza de Mayo para el lunes 13 de marzo, bajo las banderas de las tres “T” (Tierra, techo y trabajo) que impulsa el papa Francisco. Ese día se cumplen cuatro años del inicio de su pontificado. La marcha contará con el apoyo de la CGT y la CTA, según anticiparon los organizadores.

Sin embargo, el saldo fue positivo. “Entendemos que fue muy impoertante el paso que se dio y quedamos en tener un funcionamiento mínimo de este concejo cada quince días. La próxima reunión sería el 2 de marzo”, contó Marino.


Marino: “Entendemos que la reunión fue fructífera y muy positiva”

Contexto

La ley que declaró la emergencia social hasta diciembre 2019 fue sancionada por el Senado hace dos meses por unanimidad. De esta manera, reprodujo el acuerdo firmado entre el Gobierno y las organizaciones sociales que persigue el fin de apuntalar cooperativas de la economía popular.

Para hacerlo, se estableció que el Estado desembolse entre 25 y 30 mil millones de pesos a lo largo de estos años, que se repartirán en concepto de salario complementario social, entre otros beneficios, para los trabajadores que integran estas organizaciones.

La ley también dispone la creación del CEPSS, que estará integrado por un representante del Ministerio de Desarrollo Social, otro del Ministerio de Trabajo, uno del Ministerio de Hacienda, y tres de las organizaciones sociales que estén inscriptas en el registro respectivo. Además, una de las funciones de este organismo será la creación del Registro de Trabajadores de la Economía Popular.

Con ollas populares, desde las bases se viene reclamando la convocatoria a la formación de este consejo, que recién se concretó hoy. Para los dirigentes, la demora implica, por ejemplo, que no se haya girado el dinero para la compra de herramientas para que los beneficiarios puedan trabajar.