Redacción Canal Abierto | Los movimientos populares exigen el cumplimiento pleno de la Ley de Emergencia Social, además de la urgente sanción de la emergencia alimentaria.

La protesta fue impulsada por Barrios de Pie, la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular, la Corriente Clasista y Combativa, el Frente Popular Darío Santillán, el MTD Aníbal Verón y el Frente de Organizaciones en Lucha, entre otros.

Las organizaciones planean un acampe para el próximo sábado y convocarán a una movilización masiva desde San Cayetano hasta Plaza de Mayo para el 7 de agosto.

En Buenos Aires, la actividad comenzó a las 7 de la mañana, con cortes parciales en distintos puntos del centro porteño, en Puente Pueyrredón, Puente La Noria, Panamericana, Ruta Nacional 197, Acceso Oeste y Autopista Buenos Aires-La Plata.

La jornada concluirá a las 19, con una marcha al Obelisco, donde se instalará una olla popular gigante

Mediante un comunicado, las organizaciones señalaron que la convocatoria es “por salario digno, contra el hambre y la pobreza, para darle batalla a las políticas de ajuste y hambre del gobierno Macrista”.

Además, el texto destaca que la desocupación alcanzó a 7,1 millones de personas y el número alarmante de pobres hoy llega a 12,5 millones, es decir el 30,3% de la población; 6 de cada 10 niños viven bajo la pobreza, sin una alimentación adecuada garantizada, acceso a la vivienda, vestimenta y educación. Más de un millón de jóvenes ni estudia ni trabaja y debido a no cumplir con el requisito del estudio el gobierno ha quitado recientemente 232 mil Asignaciones Universales por Hijo a las familias que más lo necesitan.

A esto se le suma que el pasado 27 de junio el oficialismo impuso por decreto, y desconociendo las multitudinarias manifestaciones, un aumento del Salario Mínimo, Vital y Móvil que se encuentra muy lejos de la canasta básica familiar. Los trabajadores de la economía popular con este incremento apenas alcanzan a percibir un ingreso de $4.440 pesos mensuales a través de los programas de empleo, es decir ni siquiera cubren los $5.798,57 de la canasta básica alimentaria que establece el nivel de indigencia.

En declaraciones públicas recientes, el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, reconoció que el gobierno de Mauricio Macri tiene en carpeta un proyecto de ley de flexibilización laboral.

Recorrida por las provincias

-Dora Burgos, del Frente Darío Santillán en Salta, explica que el reclamo al gobierno nacional es “por puestos de trabajo para el norte salteño”: “Hasta el día de hoy no tenemos novedades y son más de 300 personas esperando por empleo. Necesitamos que nos aumenten la mercadería, aunque sea lo mínimo para los 12 merenderos que tenemos, porque es muy poco y no podemos abastecer todo. Estuvimos hasta las 13 al costado de la ruta y nos volvimos a los barrios a realizar las actividades habituales, si no hay respuestas volveremos a salir. Cada día va creciendo la necesidad de la gente, uno que va recorriendo los parajes ve la necesidad de las familias, por eso es que salimos”.

-Esteban “Gringo” Castro, referente nacional de la CTEP, asegura que “la pobreza se acrecentó en los últimos meses, además del despido y la represión que pretenden que no estemos en la calle. Macri está trabajando para el tercio que lo vota a él, está dispuesto a reprimir y la situación en los barrios está más complicada porque la inflación no paró, los alimentos están mas caros, se ha incrementado el número de chicos que van a los comedores, y nosotros recibimos la misma cantidad de alimentos, con lo cual la malnutrición está por todos lados”.

Por otra parte, el dirigente adelantó que el plan de lucha se profundizará: “No puede haber personas que no pueden comer, o que coman mal. Además necesitamos ponerle un freno a la gran concentración de la venta de alimentos, porque los grandes supermercados tienen el poder para definir los precios. Así que vamos a ir a los hipermercados a plantarnos, que bajen los precios o que haya precios accesibles para los más humildes, o un programa para que los pequeños boliches puedan vender productos de la canasta básica más baratos”.

-José Díaz, del FPDS Tucumán, detalló la movilización que en la capital de la provincia se desarrolló hasta los centros de la gerencia de empleo del Ministerio de Trabajo de la Nación, al centro de transferencia del Ministerio de Desarrollo y a Casa de Gobierno, en reclamo de “respuestas de Nación y Provincia, por el aumento de la pobreza. Las dependencias de los ministerios nacionales están cerradas hoy y en la gobernación conseguimos una audiencia con el gobernador, para pedirle mayores subsidios para comedores y merenderos, y más puestos de trabajo. Este último año la pobreza ha aumentado, estamos en crisis, nuestras organizaciones se han quintuplicado porque cada vez hay más gente que está en situación de hambre e indigencia”.

-Juan Pablo, del MTD Aníbal Verón de Buenos Aires, remarca desde Plaza de Mayo que “estamos pidiendo trabajo y aumento salarial. Nuestro aumento estaba atado al aumento del Salario Mínimo, que se incrementó hasta los 10 mil pesos en junio, lo que significa que en julio de 2018 vamos a estar cobrando 5 mil pesos. En en este momento estamos cobrando $4030, es un golpe tremendo porque los precios siguen aumentando, la mayoría de los compañeros viven de changas, que hoy no las tienen y eso lo notamos en la cantidad de comedores y merenderos que estamos abriendo en los últimos tiempos. Hace 6 meses que quintuplicamos la cantidad de comedores, se está sumando gente a las organizaciones porque no tienen  otra salida, por eso estamos inaugurando este plan de lucha que seguramente seguirá la semana que viene”

-Luis Gómez, militante territorial de la capital de San Luis, recuerda que “ya venimos de movilizaciones anteriores al Ministerio de Desarrollo Social y de Trabajo de Nación, pero no nos dieron respuesta con respecto a la apertura de cupos para mantener los espacios productivos en las cooperativas, y ante la posición del gobierno para seguir beneficiando a los ricos y a los sectores populares, decidimos profundizar la lucha. No tenemos dialogo con el gobierno provincial, el panorama que se está viviendo es de crecimiento de los asentamientos, gente sin vivienda en las barriadas, organizando las tomas para cubrir esa necesidad”

-Pablo Núñez, de la ciudad de Córdoba, donde se realizó un corte en Ruta Nacional N°9 a la altura del Arco, con más de 450 personas, se lamenta que la emergencia social sea “totalmente insuficiente ya que no contempla ni herramientas de trabajo ni maquinaria, ni salarios dignos ni necesidades básicas para que los emprendimientos que están sostenidos a pulmón  puedan avanzar, por eso exigimos a los gobiernos nacional, provincial y municipales que cumplan con garantizar derechos básicos como vivienda, salud, educación y trabajo. En Córdoba hay índices de desempleo y pobreza mayores que el promedio nacional”.

-Sara Ávalos, de la Corriente Nacional Darío Santillán en el Chaco, cuenta que el reclamo “es por los compañeros que en la provincia están sufriendo mucho la pobreza y la inflación”. “Hemos cortado en ruta 11 y 16, hicimos algo de comer, se acercaron muchos compañeros, este año hay mucha más pobreza que antes, son muy pocas las veces que el gobierno escucha a las organizaciones sociales”.