Redacción Canal Abierto | “Después de esta movilización, tenemos que estar tranquilos porque nace el germen de una nueva conducción que va a derrotar a este gobierno”, afirmó el dirigente de la Unión Ferroviaria, zona oeste, Rubén “Pollo” Sobrero, frente a una multitudinaria marcha que comenzó a concentrar a las 15.30 en la Plaza Congreso y se dirigió a la Plaza de Mayo para visibilizar el rechazo generalizado a las reformas que impulsa el gobierno nacional.

La CTA Autónoma junto a la CCC, Barrios de Pie, CTEP, y los sindicatos ATE, Aceiteros, SiPreBA, Fesprosa, AAPM, Conadu Histórica, AGD-UBA, SUTNA, CICOP, UCRA, FOETRA, la FJA, ferroviarios de la línea Sarmiento, entre otros, engrosaron las columnas que ingresaron a la Plaza de Mayo donde estuvo el palco en el que los representantes de las organizaciones se dirigieron a los presentes.

Marchas similares se reprodujeron en Tucumán, Córdoba, Salta, y Chubut. En la Ciudad de Buenos Aires, miles de personas -que según los organizadores llegaron a 80 mil-, cantaron contra la CGT y por la unidad de los trabajadores. En declaraciones a Canal Abierto, Oscar De Isasi, secretario General de ATE Provincia de Buenos Aires, se refirió al tema y aseguró que “la prioridad es unificarnos en la calle para que la política se discuta en el seno de la sociedad y no en los despachos de los que después quieren violentar la voluntad popular“.

En el escenario, mientras tanto, Hugo “Cachorro” Godoy, secretario general de ATE, ofició de maestro de ceremonias y Ricardo Peidro, su par adjunto en la CTA Autónoma sostuvo que estas reformas son “estrategias para la acumulación de la renta del capital y no van a ser un camino de rosas”. “No vamos a sentarnos a negociar salarios para hacerlos más digeribles, vamos a vomitar las reformas”, aseguró. Y se comprometió a llamar a un abrazo al Congreso el día en que se traten estas leyes para impedir que se voten.

Por su parte, Freddy Mariño, de la CCC, afirmó que más del 50% de los trabajadores cobran la mínima y están en la pobreza y con estas reformas “les quieren meter la mano en el bolsillo”. Y Ezequiel Roldán, secretario general adjunto de la Federación de Aceiteros –sindicato enrolado en la CGT que hoy acompañó la movilización con un paro nacional- llamó a “construir la unidad contra la democracia sindical y el gobierno de ricos para pocos”.

En tanto, Esteban “Gringo” Castro, de la CTEP, habló sobre la “construcción de un enemigo interno”. “El Gobierno resolvió meter bala y eso no lo podemos permitir”, le dijo a la multitud, que dejó oír varias veces la palabra “¡asesinos!” como respuesta.

También hablaron Tato Dondero, delegado en Página|12 y secretario general del Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBa), y Nilda Chamorro de Barrios de Pie, que convocaron a la unidad en acción y a la implementación de la emergencia alimentaria, reclamo que junto a la CTEP y la CCC llevan adelante.  Y finalizó Alejandro Crespo, secretario general del Sindicato Único de Trabajadores del Neumático Argentino (SUTNA), quien se preguntó “qué mandato tiene el triunvirato de la CGT para jugar con el derecho de los trabajadores”. En declaraciones a Canal Abierto, Crespo agregó que “no va a ser gratis ese tipo de entrega”.

Fotos: Luciano Dico y Prensa ATE

Nuestros temas