Redacción Canal Abierto | Según un informe del Indec, entre julio y septiembre del año pasado la cantidad de puestos de trabajo ascendió a 20.518.000. Esto significó, en términos interanuales, un crecimiento de 1,9%. Sin embargo, hay que confundir la abultada cifra con la cantidad de empleados – se calcula en cerca de 12 millones-, ya que un solo trabajador puede tener varios oficios o patrones.

Sin embargo, el incremento en la cantidad de puestos laborales no debería velar una realidad mas acuciante para la industria y el desarrollo argentino. Del informe del INDEC se destaca un salto de 4,1% de la cantidad de puestos cuentapropistas y un 2,2% en los no registrados (llamado comúnmente “empleo en negro”). Mientras que los puestos registrados evidenciaron un leve aumento de 0,9% interanual.

El documento también tiene información sobre la evolución del empleo por sectores. Ente los 20 que mide el Indec, tres mostraron una caída de la cantidad de puestos de trabajo en comparación con 2016: Explotación de minas y canteras (-1,06%), Agricultura, ganadería, caza y silvicultura (-0,9%) e Intermediación financiera (-0,64%).

Resulta llamativa la merma de estos dos últimos si tomamos en cuenta que el año pasado fue sin dudas beneficioso en términos de especulación y finanzas, así como también para el campo.

En 2017 los que apostaron a la Bolsa llegaron a ganar más de un 500%. Según un análisis del matutino Ámbito, el Merval se erigió como uno de los mercados más rentables del mundo, con una suba del 77,7% anual, en pesos, y del 60%, en dólares. También fueron un éxito los préstamos personales y los hipotecarios, que llevaron al Grupo Financiero Galicia (+184%) y al Grupo Supervielle (+171%) a encabezar las rentabilidades en este rubro. Las Lebac, por su parte, ofrecieron un rédito acumulado del 28,5%, lo que significó una ganancia del 11% en dólares. Si a eso le sumamos la fiesta de títulos soberanos y bonos en diversas monedas, la fiesta financiera mereció que para despedir al 2017 se descorchara champagne del mejor.

Si bien el campo también ganó el año pasado merced de la baja en las importaciones, el 2018 todavía debería generar mayor expectativa para el sector terrateniente. Se vienen mas bajas impositivas del 0,5% mensual, que cerrarán en el 30% para la soja y 27% para el aceite. El ahorro de los agroexportadores –que significará un costo para el fisco- será de alrededor de los $ 20.000 millones sólo en 2018, según estimaciones de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

En los rubros en los que más aumentó el fraude laboral como forma de contratación fue en Actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler (+27,03%). La lista se completa con los resultados en intermediación financiera (+21,43%); Enseñanza privada (+18,81%); Explotación de minas y canteras (11,11%); Hoteles y restaurantes (+9,63%); Electricidad, gas y agua (+9,09%); Construcción (+6,79%); Servicio doméstico (+2,69%); Transporte, almacenamiento y comunicaciones (+1,99%) y Comercio (+1,59%).

De todos modos, y por lejos, el sector de la economía con más trabajadores sin registrar es, por largo, el de servicio doméstico, ya que el 72,13% del total de puestos de trabajo son informales. Este es, al mismo tiempo, la rama laboral más feminizada en la Argentina.

Los cuentapropistas, a su vez, se concentran en Comercio (45,69%), Construcción (45,31) y Agricultura, ganadería, caza y silvicultura (33,8%).

Lanzamiento

Nuestros temas