Redacción Canal Abierto | El año se despidió con la aprobación de una muy resistida reforma previsional, anuncios de nuevos aumentos, ola de despidos en el sector público y privado, un dólar en alza y una inflación siete puntos por encima de los cálculos. Sin embargo, hay dos sectores que descorcharon en la despedida del 2017, llenos de gratitud. Se trata del campo y del mercado financiero, quienes tuvieron 365 días plenos de ganancias.

En lo que refiere al campo, si bien los sojeros terminaron con una caída en las exportaciones de todos sus subproductos, comenzarán el año con una baja en las retenciones del 0,5% mensual, que irán del 30% para el poroto, y 27% para el aceite, hasta el 18% y 15% respectivamente a fines de 2019, el nivel más bajo desde 2002. El ahorro de los agroexportadores –que significará un costo para el fisco- será de alrededor de los $ 20.000 millones sólo en 2018, según estimaciones de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR). De ese dinero, $ 6.000 millones los deberán poner las provincias, que los recibían a través del Fondo Federal Solidario que distribuye el 30% de las retenciones a la soja.

La caída en las exportaciones de 2017 se da en el marco de la elevación de la tasa de derechos de importación de aceites vegetales por parte de China, del 17% al 30%. Como consecuencia, los sojeros tienen retenidos “algo más de 17 millones de toneladas de soja de la campaña 2016/2017”, según la BCR, a lo que se suman otras 6 millones de toneladas todavía bajo la modalidad de precio a fijar. Con la suba del dólar -que en el primer día hábil del año bajó 23 centavos pero aun así terminó en $ 18,41 para la venta mayorista, más de $1 por encima de lo que cotizaba a comienzos de diciembre- las ganancias del sector agroexportador al liquidar la cosecha se vaticinan cuantiosas.

Todavía mejor es el panorama del sector financiero. En 2017, los que apostaron a la Bolsa pudieron ganar más de un 500%. Según un análisis del matutino Ámbito, el Merval se erigió como uno de los mercados más rentables del mundo, con una suba del 77,7% anual, en pesos, y del 60%, en dólares. El repunte mayor fue poselectoral, ya que el triunfo del oficialismo fue celebrado por los mercados.

También fueron un éxito los préstamos personales y los hipotecarios, que llevaron al Grupo Financiero Galicia (+184%) y al Grupo Supervielle (+171%) a encabezar las rentabilidades en este rubro.

Las Lebac, por su parte, ofrecieron un rédito acumulado del 28,5%, lo que significó una ganancia del 11% en dólares. Si a eso le sumamos la fiesta de títulos soberanos y bonos en diversas monedas, la fiesta financiera mereció que para despedir al 2017 se descorchara champagne del mejor.

Tantos favores a los sectores concentrados les valieron al Gobierno una felicitación por parte del ex ministro de Economía Domingo Cavallo, quien comenzó el año respaldando las últimas medidas económicas y sostuvo que “no sería raro ni inconveniente que el precio del dólar trepara hasta 20 pesos para alcanzar el nivel de paridad del poder adquisitivo”, para luego estimar que recién ahí “se justificará que el Banco Central lo frene vendiendo reservas”.

Lanzamiento

Nuestros temas