Redacción Canal Abierto | “El sábado pasado, cuando entramos a trabajar en el turno de las 17, nos dimos con los portones de la fábrica cerrados y un banner que indicaba que la empresa estaba presentando un proceso de crisis en el Ministerio de Trabajo y que por tal motivo estaba realizando un paro de actividades”. De esta manera, los trabajadores del Ingenio San Isidro se anoticiaron de que ya no tenían trabajo, según detalla Mariano Cuenca, secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados del Azúcar San Isidro (SOEASI).

En vísperas de una reunión que propicia el Ministerio de Trabajo con representantes de la empresa perteneciente el Grupo Gloria SA, dueña del Ingenio salteño, y delegados azucareros, Cuenca conversó con Canal Abierto donde detalló el peligro que encierra el cierre inminente de la planta: “Son 2600 puestos directos en un departamento con 60.000 habitantes que está ubicado a 50 kilómetros de la capital provincial. Es devastador”.

Las cesantías se reproducen en el sector: se confirmaron otros 180 despidos en El Tabacal (Salta), 30 en el Ingenio Ledesma (Jujuy), y 328 en La Esperanza (Jujuy).  Lejos de explicarse estabas bajas por un problema financiero, el sector azucarero se ha visto beneficiado por la suba del dólar, eximición de impuestos para la exportación y la baja en el gravamen al alcohol, subproducto de la caña de azúcar.

“No es sólo la actividad, es lo que viene sucediendo a lo largo y ancho del país. El capital está alineado, organizado y avanzando contra la clase social trabajadora, contra las organizaciones combativas. Es un plan sistemático que viene orquestado desde el Gobierno nacional”, resumió Cuenca.

La entrevista completa:

en octubre

Nuestros temas