Redacción Canal Abierto | La policía tucumana fusiló por la espalda a un niño de 11 años que viajaba como acompañante en una moto. Los policía aducen que fueron atacados con armas de fuego por los jóvenes, mientras que el sobreviviente contó que quedaron en la línea de fuego de la policía en el marco de una persecución que venían realizando.

Desde la organización de Derechos Humanos Andhes, remarcaron que no se trata de un hecho aislado, sino que se enmarca en un recrudecimiento de casos de gatillo fácil que se vienen dando en los últimos meses. En diálogo con Canal Abierto, la abogada Florencia Vallino destacó que lo ocurrido se da en el contexto de un aval del estado nacional a este accionar, simbolizado con el encuentro del presidente Macri al policía Luis Chocobar.

“Asistimos a la criminalización de los y las adolescentes. Y no de cualquier adolescentes de cualquier clase social, sino que son adolescenes de barrios populares. Adolescente  pobres a los cuales el sistema persigue y criminaliza”, afirmó la letrada.

Descargar

Vallino también puso el foco en el rol que cumplen los poderes legislativo y judicial de Tucumán. Por el lado del gobierno remarcó que el gobierno no pone límites a la policía ni encara una reforma integral de las fuerzas del orden. Asimismo, habló de la necesidad de derogar una ley de contravenciones vigente que ha sido declarada inconstitucional.

Descargar

En cuanto a la justicia, Vallino remarcó que reproduce los patrones de estigmatización y criminalización de los jóvenes de sectores populares y la dificultad que tienen las víctimas de violencia de intitucional de recurrir a la justicia.

en octubre

Nuestros temas