Redacción Canal Abierto | Este jueves, el oficialismo pretende aprobar en la Legislatura un millonario proyecto que modificaría cinco artículos de la “Ley de Basura Cero” aprobada en 2005. La norma original prohíbe explícitamente la incineración de basura, uno de los objetivos de la reforma en cuestión.

En este contexto, legisladores de la oposición, dirigentes sociales y organizaciones ambientalistas presentaron hoy en conferencia de prensa abundante documentación que revela prácticas de manipulación mediática, tergiversación de la información pública y tácticas de presión y condicionamiento a la prensa en el marco de la pretensión del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires de modificar la Ley de Basura Cero y aprobar la incineración de residuos.

Según informaron, los documentos fueron filtrados desde las mismas oficinas del gobierno de la ciudad, y revelan el uso sistemático de “listas negras” de “personajes escaneables”, con nombre y apellido, donde hay periodistas y dirigentes de ONGs, indicando su inclinación al proyecto y las posibilidades para influir en sus opiniones, y en algunos casos sugiriendo coaccionarlos con pauta de publicidad oficial.

“Se trata de una importante filtración de documentos confidenciales del gobierno de la ciudad, y en ellos se revela el modus operandi del poder ejecutivo local en la concreción de sus políticas, desde el diseño, planificación y ejecución de planes paralelos a lo presentado públicamente. Los documentos confidenciales conforman una radiografía completa e inédita de la forma en que funcionarios gubernamentales adulteran la presentación de información para conseguir sus objetivos”, advirtieron los legisladores.

Asimismo, denunciaron que “una docena de comunicadores son objeto de posibles presiones con la utilización de la pauta de publicidad oficial”.

En la conferencia difundieron un documento de 14 páginas con los puntos más destacados del archivo filtrado: el informe técnico “Gestión de los residuos sólidos urbanos en la Ciudad”, realizado por la Dirección General de Tratamiento y Nuevas Tecnologías de la Subsecretaría de Higiene Urbana.

“La conclusión más significativa de esos archivos es la falta de suelo en la Ciudad para plantas de tratamiento acorde a la Ley Vigente”, señalaron los oradores y sostuvieron que se trata de un documento “de consumo interno en el que comienza a verse la planificación de las prácticas de manipulación mediáticas”.

A su vez que el ex legislador, Facundo Di Filippo, afirmó que “nos dicen que no hay dinero para poder cumplir con la Ley de Basura Cero, pero todos sabemos que el Gobierno se ha desprendido de tierras públicas desde que comenzaron a gobernar la Ciudad. Lo que estos documentos revelan es que es una campaña muy bien planificada que comenzó en 2017, donde se da cuenta de que no cumplieron la ley”.

Entre quienes se oponen a la medida también se encuentra Greenpeace, que indica que “la inacción del gobierno de la Ciudad para cumplir la ley de Basura Cero durante los últimos once años no puede justificar la llegada a la Argentina de una tecnología que enferma y contamina”.

Mientras tanto, Jacquelina Flores, promotora ambiental y referente de la CTEP, asegura: “Los plazos de la Ley de Basura Cero no se cumplieron por responsabilidad del Gobierno”, y destacó  “La incineración es una solución para un país donde no hay cartoneros, nos hablan y ponen de ejemplo a Noruega”, haciendo referencia a los más de 12 mil cartoneros y cartoneras que recorren cada día la Ciudad de Buenos Aires y localidades del conurbano, separando los residuos reciclables.

Ante la denuncia, todos los presentes solicitaron: “Que el gobierno retire del debate su proyecto para modificar la ley de Basura Cero, dada la falta de transparencia y las pocas garantías de un verdadero debate, y la confección de denuncias judiciales, pedidos de informes al poder ejecutivo y citar al Ministro de Ambiente y Espacio Público, Eduardo Machiavelli, y el titular de la Agencia de Protección Ambiental, Juan Bautista Filgueira”.

en octubre

Nuestros temas