Redacción Canal Abierto | Nicolás Dujovne y el vicejefe de Gabinete Mario Quintana recibieron a Juan Carlos Schmid, Carlos Acuña y Héctor Daer para intentar desactivar un paro general de la CGT en rechazo a la política económica y salarial del Gobierno.

Si bien todavía resta una respuesta sindical, el Gobierno salió a meter presión con una conferencia de prensa improvisada del ministro de Hacienda. Aunque optó por no dar demasiadas precisiones, el hombre fuerte del área económica de Cambiemos mostró la conformidad oficial con el encuentro. Dujovne dijo que la reunión fue “muy buena” y que acordaron seguir con el diálogo el próximo martes.

El único anuncio saliente del funcionario fue la inminente firma de un decreto presidencial para convalidar aumentos de hasta el 5% en los sueldos del sector privado a cuenta de las cláusulas de revisión a pagarse en dos cuotas, entre julio y agosto. Esta sería la única concesión que podría servir de excusa para el sector sindical a la hora dilatar nuevamente un paro general.

Según definió Dujovne, el aumento pretende ser “un puente en función de la variación de la inflación que estamos previendo”. Sin embargo, y aún con este 5%, todo indica que los salarios perderán la carrera con la inflación. La pauta del 15% que propugna el Gobierno para las paritarias 2018, y que ya acataron más de la mitad de los gremios, se encuentra lejos de las proyecciones inflacionarias para este año, que según la mayoría de los especialistas se ubicará en torno al 26%.

En caso de avanzar el decreto y la aplicación del magro incremento, quienes quedarían afuera y se verían más perjudicados serían los trabajadores estatales, uno de los sectores que vienen sufriendo mayor pérdida del poder adquisitivo del salario.

Es que hace poco más de 48 horas la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN) cerró su paritaria con un 15% de aumento en tres cuotas (julio, agosto y septiembre). El reciente acuerdo firmado por el siempre oficialista Andrés “Centauro” Rodríguez, y rechazado por la Asociación Trabajadores del Estado (ATE), impediría reclamar siquiera este 5%.

Además, Dujovne anticipó que en las próximas horas comunicará las novedades del inminente acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Según trascendió en las últimas horas, en el caso de que la CGT llame al paro, las posibles fechas para la medida de fuerza serían el 14 de junio (día en que empieza el Mundial de fútbol en Rusia) o el 28. Hugo y Pablo Moyano quieren que la medida de fuerza se produzca lo antes posible, es decir el 14.

Por otro lado, mientras la cúpula de la CGT se sentaba con el Gobierno en busca de acuerdos que dilaten la convocatoria a una medida de fuerza, desde la CTA Autónoma convocaban a un paro nacional para el 19 de junio.

Lanzamiento

Nuestros temas