Redacción Canal Abierto | Los datos informados por el Indec hablan de 20.383.000 de puestos de trabajo, registrados al primer trimestre de 2018, se traducen en un 2,7% de crecimiento con respecto al mismo período de 2017.

De esta cifra, sólo el 1,1% representa los puestos de trabajo de asalariados registrados, mientras que los asalariados no registrados aumentaron un 5,8%, y los cuentapropistas un 3,3%, por lo que se puede inferir que el trabajo que más creció en el último año es en “negro”.

También es importante tener en cuenta que el estudio habla de los meses previos a la caída económica provocada por la devaluación.

Sobre el tema, Luis Campos, coordinador del Observatorio de Derecho Social de la CTA Autónoma, dijo: “Estos números dan cuenta de un mercado de trabajo que en el período registrado, estuvo fuertemente impulsado por el crecimiento de los puestos de trabajo más precarizados, con menor protección jurídica. Tanto los trabajadores no registrados como los cuentapropistas están más expuestos a los cambios en los niveles de actividad, por lo que es muy factible que en los meses siguientes al informe haya empeorado significativamente”.

Sobre 20.383.000 puestos de trabajo, 10.774.000 están ocupados por asalariados formales, 4.610.000 por asalariados no registrados y 4.999.000 por cuentapropistas.

Los asalariados no registrados se concentran entre el personal doméstico (1.130.000), el comercio (684.000), la agricultura y ganadería (487.000) y la construcción (484.000), categorías que a su vez, presentan más puestos laborales de asalariados en negro que en blanco.

Por otra parte, la comparación del último trimestre de 2017 con el primero de 2018, registra una caída de aproximadamente 500 mil puestos de trabajo, sumando todas las categorías. Esto se debe a cuestiones estacionales, tales como la demanda de personal por las fiestas de fin de año en el sector del comercio, o en hotelería y afines por la movida turística, y que tiende a descender en enero y febrero, en concordancia con el resto de la actividad económica.

Sin embargo, Campos advierte: “Si bien esta comparación no es la más apropiada, dado que la actividad del segundo y tercer trimestre va a ser muy mala, hay serias dudas de que a lo largo del año se vayan a ir recuperando esos puestos de trabajo que caen por razones estacionales en el primer trimestre. Si no se recuperan y no hay crecimiento de puestos laborales, en cualquiera de las categorías, la comparación con los mismos trimestres del año que viene van a dar cifras mucho peores de las que ya dio este primer trimestre”.

Si se tiene en cuenta que la creación de empleo debe ser acorde al crecimiento vegetativo de la población, y en Argentina es aproximadamente del 1% por año, el mercado laboral formal no creció, sino que se mantuvo estable en 2017.

Hace unas semanas, la polémica legisladora de Cambiemos, Elisa Carrió, sugirió que ante la crisis, la clase media y alta dé propinas y changas para ayudar a paliar la situación. Estos dichos hablan de la realidad del empleo hoy, y que es fomentado por las políticas del Gobierno ante la falta de creación de puestos de trabajo, y que además hizo recortes masivos en el sector público.

“El trabajo independiente viene siendo el comportamiento del mercado laboral en estos dos años y medio, donde los asalariados no registrados y los de cuenta propia fueron la forma de inserción más dinámica en el mercado de trabajo y que crecieron a mayores tasas”, sostuvo Campos, y agrego: “todo indica que este año, en un escenario optimista, se va a estancar. En un escenario pesimista podríamos hablar de una destrucción neta de puestos de trabajo en el sector formal, lo que va a forzar a muchísimos trabajadores a buscar algún tipo de salida por el lado del sector informal, ya sea asalariados no registrados, por cuenta propia, las changas. Esta tendencia no sólo va a seguir, sino que se va a profundizar en los próximos meses”.

promoción

Nuestros temas