Redacción Canal Abierto | El Índice de Precios al Consumidor (IPC) del INDEC, que se calcula en todo el país, registró en octubre una suba del 5,4% y acumula un 39,5% en lo que va del año. Al finalizar 2018, la inflación alcanzará entre el 45% y el 48%.

En un primer vistazo, este último dato de octubre podría aparentar una merma respecto a septiembre, cuando el incremento del 6,5% rompió el registrado en 2002 (10,4%). Sin embargo, economistas y especialistas coinciden en que la suba en las góndolas continuará, e incluso podría exacerbarse en diciembre.

Otro dato alarmante, según el reciente informe IPC del INDEC, es que desde diciembre de 2017 hasta octubre de 2018, uno de los rubros más afectados por la inflación fue el de los alimentos y bebidas no alcohólicas con un incremento del 43,7%. Aún mayor fue el efecto sobre el transporte que, producto de los tarifazos, acumuló subas por 58,7%.

Es elocuente también otro cuadro del estudio oficial que discrimina el acumulado en los incrementos de bienes (42,4%) y servicios (34,9%). En lo que va de 2018, el segundo ítem (con mayor componente de mano de obra que el primero) se encareció relativamente menos, en consonancia con los salarios.

A su vez, con este 5,4% de octubre, la era Macri (desde diciembre de 2015 a la fecha) ya alcanza el 136,7% de inflación. En este sentido, cabe recordar cuando en campaña, el hoy Presidente, aseguraba que la suba de precios era “lo más fácil de resolver”.

Estas cifras del mercado minorista preocupan, pero no más que la suba de precios mayoristas. Aunque aún no conocemos los datos de octubre, sólo en septiembre se incrementaron en promedio un 16%, y en la sumatoria de los primeros nueve meses alcanzó el sorprendente  66,1%.

De hecho, este 2018 va camino a convertirse en el primer año de la era Macri en que la inflación mayorista supera con creces a la minorista. En 2016 la primera fue de 34,5% y la segunda 40,3%; mientras que en 2017 de 12,4% y 24,6%.

La inflación es una de las mayores preocupaciones para la ciudadanía, y particularmente entre los sectores mas humildes. De todos modos, no refleja sino un aspecto de una economía estancada y en franca recesión.

Hace poco más de un mes, un informe de Canal Abierto daba cuenta que la Argentina se ubicaba en el podio mundial de todos los rankings negativos en materia económica. Respecto del crecimiento, fue el propio Fondo Monetario Internacional quien estimó que la economía nacional caerá este año 2,6%. Nuestro país también se encontraba en la cúspide de las tasas de interés más elevadas a nivel global: con un 65% en septiembre (hoy ronda el 70%), supera con creces a Turquía, que tiene su tasa en 24% y es, junto con el nuestro, uno de los siete países que ajustaron su tasa el mes pasado.

Por otra parte, las proyecciones oficiales para el año próximo tampoco son optimistas: Dujovne presentó un proyecto 2019 que vaticina ajuste en el gasto público, una caída del 0,5% en el PBI e inflación del 23%.

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas