Redacción Canal Abierto | Un documento ministerial que cobró estado público reveló un plan de gobierno de María Eugenia Vidal para desarmar el Astillero Río Santiago y despedir a sus 3.300 trabajadores. Detalladamente calendarizado y con tres “agendas” que responden a tres campos de ataque –económica, judicial y pública-, el plan de Cambiemos organizado en este paper habla de la “construcción del enemigo” en relación a los trabajadores, y marca como objetivo lograr el consenso necesario para el cierre del Astillero.

Para sus empleados, no fue una sorpresa. “Nosotros hace un mes y medio accedimos a un documento un poco más detallado que ese que se encontró en Economía”, explica Denis Bilardo, trabajador del Astillero e integrante de ATE Ensenada, el gremio que figura como principal blanco en la agenda judicial de Cambiemos a través de distintas causas que, hasta el momento, no prosperaron.

“El plan ese tan macabro y tan delineado, que viene por todos los frentes, hacia adentro el Astillero nos sirvió”, relata, ya que gracias a él los trabajadores se unieron para dar pelea.

14. Ars 21-06 Con Mev by on Scribd

El documento al que accedió La Izquierda Diario comprende acciones desde mayo hasta septiembre a través de las cuales se iría construyendo en el imaginario social la idea de un sindicato corrupto y un astillero obsoleto. “Mostrar el mal” es la expresión recurrente que el gobierno bonaerense utiliza en varias oportunidades, junto a la palabra “mafias” para referirse a los delegados o líderes sindicales.

“Nosotros lo veníamos viendo. Ese informe es de junio y en el medio la respuesta nuestra les fue modificando todos los planes. Su plan era llegar a septiembre con más de mil despidos y no sólo no pudieron despedir a nadie sino que tuvieron que salir públicamente a decir que no van a despedir”, aclara Bilardo.

Para el trabajador naval el documento “tiene muchos visos de realidad, porque efectivamente todo lo que detalla fue parte de lo que estuvo sucediendo y demuestra que el Gobierno tiene un plan para cerrar el Astillero”. Sin ir más lejos, a mediados de julio, el propio presidente Mauricio Macri aventuró que “había que dinamitarlo”, lo que provocó la toma de la Dirección por parte de los trabajadores.

Hace dos días, la gobernadora María Eugenia Vidal evaluó partir el Astillero en dos y enviar a parte de los trabajadores calificados para construir barcos a “hacer obra pública”. “En los 90 vinieron por cierre, privatización, retiros voluntarios, toda una batería de cosas –recuerda Bilardo-. No pudieron. Nos pasaron a Provincia y (el entonces gobernador, Eduardo) Duhalde propuso que en lugar de hacer barcos hagamos casas prefabricadas. Y ahora pareciera que se está dando todo eso en tres meses. Frenamos el cierre, la privatización y ahora nos quieren poner a discutir que tenemos que ir a pintar plazas. Los de obra pública no están pensando en metalmecánica, en cosas que sí hicimos y podríamos hacer. Quieren partir el astillero y convertirlo en uno chiquitito para alguna reparación”.

 

Foto: Infonews

en octubre

Nuestros temas