Redacción Canal Abierto | En nuestro país el aborto es legal desde 1921, ya que así lo establece el Código Penal en su artículo 86: un aborto puede realizarse en casos de violación y de peligro para la vida o la salud de la mujer.

Sin embargo, médicos del Hóspital “Dr Guillermo Paterson”, de la ciudad de San Pedro, Jujuy, demoran la interrupción legal de un embarazo de una niña de 12 años víctima de una violación.

La adolescente llegó al hospital el viernes 11 por dolores estomacales pero, cuando los médicos la asistieron, constataron que se trataba de un embarazo. Su familia denunció ante la justicia que la niña había sufrido una violación por parte de un vecino de 65 años y exigieron a las autoridades la interrupción legal.

“Es una nena muy chiquita, yo me decía cómo puede estar pasando esta situación, la dilatación del tiempo y la violación de sus derechos. Está siendo torturada y forzada a mantener una gestación que no quiere”, señaló en diálogo con Canal Abierto, Marta Paniagua, abogada de la familia.

En 2012 el histórico fallo FAL de la Corte Suprema aclaró que el aborto es legal en todos los casos de violación y que la persona que accede al derecho no necesita realizar una denuncia ni se puede judicializar el pedido. El máximo tribunal del país también puso la lupa sobre la causal salud y especificó que se refiere a la salud en términos integrales, tal cual la entiende la Organización Mundial de la Salud. Para clarificar el panorama, la Corte instó a las provincias a elaborar protocolos hospitalarios de atención. Jujuy no lo tiene.

Los médicos del hospital se manifestaron como objetores de conciencia, aunque se trata solo de una manifestación informal.

Ayer, la famila de la pequeña junto con la abogada mantuvieron una intensa reunión con el director del hospital. La madre de la niña debió ser internada en el mismo centro de salud porque personal del lugar le dijo que “no se podía practicar el aborto y el jefe de ginecología no estaba de acuerdo con que se hiciera”.

“La nena fue trasladada hoy ya que hay un protocolo que establece que las menores de 15 años deben practicarse los abortos en el hospital materno por lo que la derivaron esta mañana. Eso se tendría que haber hecho el mismo viernes”, destacó la abogada.

Por lo pronto, su familia se encuentra con mayor tranquilidad y a la espera de que finalmente pueda realizarse la interrupción del embarazo. Desde diferentes sectores repudiaron el accionar del hospital.

“Repudiamos el accionar del director del hospital, Marcelo Villa, quien contando con los recursos humanos disponibles, demora la interrupción legal del embarazo de una niña víctima de una violación que lejos de ser asistida y acompañada se encuentra siendo revictimizada y evaluada por la moral del equipo médico que debiera estar a su servicio ”, señalaron a través de un comunicado, desde la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal Seguro y Gratuito Jujuy.

promoción

Nuestros temas