Redacción Canal Abierto | Solamente en septiembre y octubre, se perdieron 20.872 empleos, entre despidos y suspensiones. La cifra impacta más cuando se la compara con 2017: en el mismo periodo del año pasado, los casos de despedidos y suspendidos sumaron 3.087. Es decir que en un año se multiplicaron por siete.

La cifra que surge de un informe realizado por el Centro de Economía Política (CEPA) da cuenta de que el 74% de los despidos y suspensiones provienen de la industria, el sector más afectado por las políticas de Cambiemos. En septiembre, el INDEC estableció el derrumbe de la actividad en un 11,5% respecto al mismo mes de 2017, afectada por la devaluación, la suba de la tasa de interés, la baja del consumo interno y la aceleración de la inflación. De esta manera, ubicó a la Argentina segunda en el ranking mundial de caída industrial, después de Burundi (-15,4%), África.

Durante los primeros diez meses del año, la cantidad total de despedidos asciende a 56.969 casos, de los cuales 15.825 son del empleo público y 44.144, del empleo privado. Estos datos implican un promedio de 6.000 despidos y suspensiones mensuales, un 88% más que en 2017. “Si se considera el bimestre septiembre-octubre, la diferencia alcanza los 17.785 casos, un incremento del 576%” respecto del año pasado, detalla el estudio.

Un desglose establece que, de enero a octubre, la construcción contabiliza 947 los despidos y suspensiones, los correspondientes a las empresas de capital estatal alcanzan los 5.176, los despidos en el sector público dentro de la órbita del Poder Ejecutivo suman 10.649, la industria despidió y suspendió 33.478 trabajadores, el sector primario hizo lo propio en 449 casos y finalmente los servicios expulsaron a 9.270 trabajadores.

“Es de destacar que 1 de cada 9 despidos de los primeros diez meses del año se relaciona con cierre de empresas o plantas. En el caso de la industria la proporción es aún mayor: 1 de cada 7 casos está vinculados a cierres”, agregan desde el CEPA.

Dentro de la industria, el ranking de pérdida de empleos lo encabeza el sector automotriz y autopartes con las suspensiones en General Motors, FIAT, Renault y Volkwagen y despidos en Itec y Metalpar.

El sector textil fue motorizado por las suspensiones en Alpargatas, Tipoiti y Dass y despidos en empresas como Alpargatas, Karavell, Coteminas, Adidas, Cadein y Gaelle.

Entre los casos de alimentos y bebidas sobresale el caso de los despidos en Ingenio San Isidro y el Tabacal, Alijor, Citrus Alem, La Campagnola, Alco  Canale, Nestlé y Villa del Sur.

El sector electrónica y electrodomésticos tuvo despidos en Eskabe y suspensiones en Electrolux y Mabe.

El sector metalúrgico continúa en crisis. Allí se encuentran despidos en Emepa, Epson, Stockl, Indequil, Rheem y Metalúrgica Tandil.

Sumaron finalmente despidos los sectores de industria de frigoríficos, marroquinería hidrocarburos y refinería, calzado, laboratorio, fabricación de instrumentos, aceitera, química, frutihortícola, vidrio, plásticos, petroquímica, industria naval, tecnología, muebles, tecnología espacial, neumáticos, farmacéutica, cosmética, gráfica, entre otros.

Entre los servicios, se ubican el sector comercio, que representa el 53% de los despidos y suspensiones. A los supermercados Walmart, Disco, Jumbo, Carrefour, y Coto se suman casos en Mercado Central y Winery, entre otros. Presentan también despidos el sector de medios de comunicación, vigilancia, transporte, aerocomercial, limpieza, financiero, salud, gastronómicos, peajes, estaciones de servicio, turismo, entre otros.

En el sector público hubo despidos en entes descentralizados como Conicet, Vialidad, INTI, Coros y Orquestas y SENASA, en las municipalidades de Tucumán, Morón, Quilmes, Tres de Febrero, La Platay otras, despidos en el poder ejecutivo, en los Ministerios de Agroindustria, Desarrollo Social y Economía, entre otros, despidos en el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires entre otras, y enempresas de capital estatalcomo YCRT, Ferrobaires, Nucleoeléctrica Argentina, YPF, Fadea y FM.

En el sector construcción hubo suspensiones en Autovía 8, y despidos en Cartellone y Homaq, mientras que en el sector primario se concentran en la actividad pesquera, en las empresas Centauro, Chiarco, Pescados y Mariscos Patagónicos, Poletti y Valastro.

 

Ilustración: Marcelo Spotti

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas