Redacción Canal Abierto | El martes por la tarde, cuarenta trabajadores de la empresa Canteras Cerro Negro (CCN), ubicada en Olavarría (provincia de Buenos Aires), se encontraron con la noticia de que habían sido despedidos.

Cerro Negro produce desde hace más de treinta años porcellanato y desde hace seis, ladrillos. En 2015, cuando la empresa fue vendida a Sociedad Comercial del Plata S.A, alegando una restructuración, ya habían sido despedidos 150 trabajadores.

Al parecer, los despidos fueron al azar. Los trabajadores que recibieron las notificaciones tenían desde 35 años de antigüedad pasando por doce y hasta recién incorporados.

“Los despidos fueron al boleo. Tiraron una cantidad de números, una especie de ruleta rusa. El Gobierno nos está mandando a una tumba sin fin, no nos olvidemos de Pepsico, de Cresta Roja, Fanazul, San Lorenzo y toda la gente que se quedó afuera de sus trabajos. Con el despido de un trabajador se muere una familia. Es una tristeza que jamás vi en vida, ver la cara de mis compañeros cuando recibían la noticia. Perder la dignidad laboral es lo último que puede perder una persona”, señaló en diálogo con Canal Abierto Hugo Ballerque delegado del Sindicato de Obreros y Empleados Ceramistas de Olavarría (SOECO).

El miércoles, se decidió parar desde la mañana hasta entrado el mediodía por lo que toda la producción se detuvo. Luego de la medida, la Subsecretaría de Trabajo de Olavarría dictó la conciliación obligatoria por lo que los obreros retomaron las actividades.

“La empresa paró una línea aduciendo que funcionando al 100% le daba pérdida porque se trata de una línea vieja y tiene trabajadores de más, esas son las condiciones que plantearon ellos y que por eso supuestamente despidieron a los cuarenta trabajadores. Tenemos una actividad que depende completamente del mercado interno que se encuentra deprimido en nuestro país  además de la incorporación tecnológica”, explicó Pedro Garay, secretario general de SOECO.

En la actualidad CCN cuenta con 350 trabajadores por lo que los nuevos despidos implicarían un 12% de la reducción de la planta. Mañana habrá una reunión de las partes para ver cómo se termina de resolver la situación dentro de la empresa que por estos días es de incertidumbre y angustia.

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas