Redacción Canal Abierto | Entre el 26 de julio y el 9 de agosto de 2000, cientos de trabajadores y trabajadoras caminaron los más de 300 kilómetros que separan Rosario  del Congreso de la Nación, donde alrededor de 25 mil personas aguardaban para lo que sería un histórico acto. Era la Marcha Grande por el Trabajo impulsada por la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) y el objetivo, instalar la idea de una distribución más equitativa de las riquezas en nuestro país.

Esta mañana, en un acto virtual, el ministro de Desarrollo Social de la Nación Daniel Arroyo, los principales dirigentes de la CTA Autónoma y sus referentes históricos -como Marta Maffei y Víctor De Gennaro-, acompañados por Nora Cortiñas, volvieron a plantear la necesidad de establecer un salario universal, gravar de manera permanente a las grandes fortunas, investigar la deuda externa, seguir luchando por la soberanía energética, alimentaria, productiva e informativa, por una justicia antipatriarcal y una democracia plena.

Canal Abierto transmitió en vivo:

Hace ya 20 años, entre otras cosas, la CTA planteaba la necesidad de un Seguro de Empleo y Formación, la Asignación Universal por Hijo e Hija, y la Asignación para personas en edad jubilatoria sin cobertura previsional. Muchas de las iniciativas fueron tomadas y, de hecho, resultaron fundamentales en la salida de aquella crisis. “La asignación universal por hijo sale de abajo hacia arriba, no hubiera habido asignación sin marcha, sin Frenapo, sin ustedes. Hoy estamos ante una crisis total donde se vuelve evidente el aumento de la pobreza y la desigualdad, con una situación social muy crítica, con miles que se han caído del sistema o en la economía informal”, dijo Daniel Arroyo, ministro de Desarrollo Social de la Nación. Y si bien el funcionario planteó que en la actualidad “el Estado mostró capacidad para estar presente con, por ejemplo, el IFE”, a la vez consignó: “de esta crisis salimos con cambios estructurales o no salimos”.

“La Marcha Grande arrancó el 26 de julio, aniversario de la muerte de Evita y llegó el 9 de agosto, aniversario del voto femenino”, recordó en el inicio del acto Ricardo Peidro, secretario general de la CTA Autónoma. “En aquel momento vimos cómo la solidaridad llenaba las calles cuando pedíamos seguridad de empleo y formación, asignación por hijo, seguro para los mayores de 65 años son construcciones que no están estáticas, y hoy el fondo de la reivindicación es que no puede haber hambre en la Argentina, no puede haber hogares pobres y niños con hambre”.

A su turno, Víctor de Gennaro recordó los inicios de la Central en plena década menemista, y las primeras acciones contra el neoliberalismo y la convertibilidad del gobierno de De La Rua: “Fuimos en busca de nuestra clase, por eso fuimos caminando”, dijo sobre la Marcha Grande.

“Después de 15 días, de caminar 20 kilómetros por día, de pueblo en pueblo, y pidiéndole a la gente que salga de la casa en la que los metió los 90, debíamos salir del sálvese quien pueda, del individualismo”, recordó De Gennaro, y valoró: “Estábamos yendo a buscar el poder en donde estaba: en la gente, y construyendo la Consulta Popular del FreNaPo, donde votaron 3 millones de personas”.

Por su parte, Claudia Baigorria, secretaria adjunta de la CTA-A y de la Conaduh arrancó celebrando el encuentro y “las conquistas”. “Sin Marcha Grande no hubiera habido asignación universal por hijo ni la idea de que son los ricos los que tienen que hacer el mayor esfuerzo, o que la deuda es con el pueblo”, afirmó la docente universitaria.

Con la emoción en su voz, como siempre, la Madre de Plaza de Mayo Norita Cortiñas agradeció la invitación y explicó: “Caminando junto a ustedes, los trabajadores, es que las madres aprendimos a pelear por todos los derechos humanos: por la vida, el trabajo digno, la salud, la educación”.

Cortiñas también aprovechó para homenajear a las Madres que ya no están y renovar el reclamo por memoria, verdad y justicia: “recordemos a las madres que caminaron por la aparición con vida de sus hijos y también marcharon hace 20 años, y sigamos reclamando por la apertura de los archivos para saber qué paso y qué hicieron con nuestros 30 mil desaparecidos.

Hugo “Cachorro” Godoy, secretario general adjunto de la CTA A y secretario general de ATE Nacional, fue el encargado de cerrar el acto: “la injusticia y la falta de soberanía y democracia plena todavía rigen la historia de nuestra patria. Por eso seguimos en la lucha, porque creemos imprescindible el salario universal, que se amplíe la AUH a los millones que todavía están afuera, que se suspenda los pagos e investigue la deuda externa, que se recuperen empresas claves entregadas al extranjero. Una democracia más plena requiere de nuevas instituciones más participativas”.

“Seguimos caminando”, cerró el acto Cachorro Godoy, y afirmó: “En este momento tan difícil, sacamos fuerza de nuestra memoria y voluntad de clase para construir un nuevo sistema que lleve bienestar a la humanidad”.

El acto virtual contó también con las voces de Marta Maffei, Mabel Gabarra, Néstor Piccone integrantes de la central en distintas etapas, y la conducción de Mirta Matheos, del área de Cultura de ATE

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas