Redacción Canal Abierto | “Negro, quedate tranquilo y hablá con el corazón, no inventes ninguna frase, equivocate”. Juan Carlos Alderete recuerda las palabras que a modo de consejo le diera el dirigente sindical y político, René Salamanca, durante un plenario de las Agrupaciones Clasistas 1° de Mayo en 1975.

Llevado por la necesidad de cambiar la sociedad, el por entonces joven Alderete se sumaba al Partido Comunista Revolucionario (PCR) argentino luego de ser elegido delegado general de la planta fabril en la que trabajaba en el barrio porteño de Colegiales.

Trece años más tarde, en el año 1988, nacía Luciano Álvarez, actual secretario de la Juventud Comunista Revolucionaria y uno de los oradores más jóvenes en el acto de este 21 de diciembre en la cancha de All Boys, por el medio siglo de vida del Partido. “Me sumé en abril del 2001, cuando estaba en la secundaria, en medio del Argentinazo”, cuenta Álvarez.

Fundado en 1968, el partido marxista-leninista-maoísta protagonizó medio siglo de una Argentina convulsionada por gobiernos de facto, el retorno de Perón, la dictadura más cruenta de nuestra historia, el Alfonsinismo, la década menemista, el kirchnerismo y el reflujo neoliberal de estos últimos tres años.

A lo largo de los últimos 50 años pasaron cosas, tanto en el contexto político-social general como al interior de la organización. “Nos fuimos modificando”, dice Alderete.

“La única manera de llevar felicidad a nuestro pueblo es cambiando la realidad de raíz, un sueño que no vamos a poder alcanzar solos pero que no vamos a resignar”, asegura Alderete en esta entrevista en la que ambos dirigentes reflexionan sobre la historia, el presente y los desafíos de este espacio político.

ENTREVISTA COMPLETA: 

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas