Redacción Canal Abierto | Pese a las reuniones entre representantes del FMI con dirigentes de varias fuerzas electorales, Christine Lagarde continúa apostando fuerte a una victoria oficialista en octubre (o en el potencial ballotage de noviembre) y la continuidad del macrismo en el Ejecutivo.

No son necesarios ni comunicados o palabras de respaldo. Más importantes son los millonarios aportes extra que el Fondo viene anunciando en las últimas semanas.

El pasado 14 de marzo Dujovne anunció en Washington el aporte de unos 9.600 millones de dólares de parte del FMI para controlar la subida del dólar a lo largo de este año. Cabe señalar que aquel respaldo a la timba financiera supera con creces  la sumatoria de todo el presupuesto nacional destinado a Salud (US$ 3.571.428.571) y Educación y Cultura (US$ 5.452.380.952) para este 2019.

Es que todo indica que este nuevo desembolso pasará a engrosar la cifra de fuga de capitales record de los últimos años, un signo ya característico en tiempos de Cambiemos. De hecho, sólo en enero alcanzó un nivel récord de 1.958 millones de dólares, y desde diciembre de 2015 ya suma los 61.287 millones de dólares.

Ahora el Gobierno vuelve a recibir noticias más que auspiciosas de parte de su principal financista, pero esta vez en clara sintonía electoral. La «clausula social» en el acuerdo con el FMI preveía que si la situación empeoraba podían ampliarse los «gastos sociales» en 0,2% del PBI, unos 40 mil millones de pesos. Ahora, tras un anuncio del organismo internacional, ese monto se eleva a 0,3% del PBI, 60 mil millones de pesos. Tras el anuncio de Macri en la apertura de sesiones ordinarias del Congreso, ya fueron destinados 15 mil millones de pesos a la Asignación Universal por Hijo. Por lo tanto, quedarían 45 mil millones de pesos para anuncios en la campaña electoral.

El pasado 14 de marzo Dujovne anunció en Washington el aporte de unos 9.600 millones de dólares de parte del FMI para controlar la subida del dólar a lo largo de este año. Cabe señalar que aquel respaldo a la timba financiera supera con creces  la sumatoria de todo el presupuesto nacional destinado a Salud (US$ 3.571.428.571) y Educación y Cultura (US$ 5.452.380.952) para este 2019.

Una reciente visita del Fondo encabezada por Roberto Cardarelli (encargado de la misión) celebró las políticas de recorte fiscal y monetario que vienen implementando el Gobierno. Sin embargo, en las últimas horas un comunicado del organismo reclamó “lograr un déficit primario cero en 2019 requerirá una mayor restricción en el gasto gubernamental”.

“La continua implementación del plan de estabilización del Gobierno sigue siendo esencial para consolidar el retorno de la Argentina a la estabilidad macroeconómica, a la reducción de la inflación y para sentar las bases de un crecimiento sólido, equitativo y sostenible”, planteó.

Pese a la complacencia del FMI para con la política de ajuste y el pedido de mayores recortes, el comunicado aseguró apoyar “fuertemente la decisión de las autoridades de mitigar el impacto social de las políticas de estabilización, incluyendo los recientes anuncios en gasto social”, en referencia al aumento del 46% de la AUH (Asignación Universal por Hijo) a partir de marzo, a cuenta de los aumentos previstos por la movilidad previsional en marzo, junio, septiembre y diciembre.

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas