Redacción Canal Abierto | Los trabajadores del laboratorio Craveri protagonizan un conflicto desde junio de 2018, cuando la empresa despidió a 20 operarios que –tras una conciliación obligatoria del Ministerio de Trabajo– luego debió reincorporar. Sin embargo, en abril de este año, la firma cesanteó a 47 operarios.

Días atrás, la firma volvió a ser noticia por la aprehensión –en medio de una asamblea– del delegado Facundo Gutiérrez. Ayer los trabajadores volvieron a sufrir una situación similar. Por la mañana, la Policía de la Ciudad se llevó detenidos y esposados a dos delegados (Gisele Ledesma y Carlos Zinser) que se manifestaban frente al laboratorio para reclamar las reincorporaciones.


“Vinieron a los empujones para correr a los trabajadores que estaban en la vereda”, cuenta el delegado Horacio Wasserman en diálogo con Canal Abierto. “Desde que comenzó el conflicto es recurrente la intimidación policial, y las muestras re connivencia entre gobierno y empresa”.

promoción

Nuestros temas