Por Canal Abierto y Revista Cítrica | “La Justicia no nos acompaña, por eso nos unimos. Nos cuidamos entre nosotras. Lo mínimo que pueden hacer es devolverle el puesto de trabajo a Anahí, y que tenga su sueldo como corresponde”, afirmó Malena Sánchez, de Actrices Argentinas.

Ayer a la tarde, el auditorio del Hotel Bauen fue el escenario elegido por esta colectiva y 60 organizaciones feministas y transfeministas de la cultura, la educación y los derechos humanos, para acompañar la denuncia de Anahí de la Fuente al ex director del Centro Cultural San Martín por acoso sexual y maltrato físico.

En marzo, Anahí –quien se desempeñaba como maquilladora en el centro cultural de calle Corrientes- radicó la denuncia. Mandó telegramas al Gobierno de la Ciudad, al Ministerio de Cultura, y al propio agresor. No recibió ninguna contestación, y para no tener que compartir más el espacio con su abusador, dejó de ir a trabajar. Eso sí lo escucharon y finalmente tuvo su respuesta: fue despedida.

Me tomó un tiempo denunciar de esta manera porque no es una decisión fácil, pero estoy muy segura de visibilizarlo. Ésta es una persona que también da clases en la UBA. Las que somos parte de las disidencias somos doblemente vulnerables”, contó Anahí.

Sabe que lo que ella vivió le pasó o le pasa a otras chicas, más víctimas que todavía no se animaron a hablar. “Si bien lograron quitarme mi sustento económico y bajaron mi autoestima, no voy a permitir que me vuelvan a hacer daño. Y no estoy sola. Todo este colectivo de guerreras me acompañó y me va a seguir acompañando”, agregó.

Por su parte, desde Actrices destacaron la importancia de reinventar de raíz el sistema para garantizar un clima justo y de aplicar un protocolo de género en cada ámbito laboral. Además, pidieron que se aplique la Ley Micaela, y destacaron que estas situaciones son posibles, sobre todo, en el marco de la precarización laboral, una práctica muy extendida en el Estado. “Esto sucede en todos los ámbitos: mujeres que necesitan conservar sus puestos de trabajo. Y que el costo que tengamos que pagar sea soportar el acoso de nuestros superiores no es justo, tiene que cambiar”, sostuvo la actriz y una de las voceras de la organización, Jazmín Stuart.

 

Foto: Vicky Cuomo

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas