Redacción Canal Abierto | El viernes pasado el Gobierno salió a anunciar entre bombos y platillos un acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y la Unión Europea. Desde entonces, Cambiemos intentó sacar todo el jugo posible a lo que pretende presentar como la mayor conquista de décadas en materia de política exterior y comercial.

Lo hizo a través de redes sociales y medios de comunicación amigos, en general con la promesa de un futuro desarrollo económico que -por cierto- hasta el momento resulta incierto. Es que, a la falta de información sobre sus pormenores, resta todavía la firma del tratado por parte de los respectivos congresos para luego alcanzar su ratificación.

En esa avanzada, el ministro de producción y trabajo Dante Sica aprovechó una reunión prevista desde hace meses con la CGT, la CTA Autónoma y la CTA de los Trabajadores. Allí, en el marco del segundo encuentro por el Diálogo Social, recibió una respuesta esquiva: el sindicalismo expresó no sólo su «preocupación» por el acuerdo comercial, también pidió detalles del acuerdo.

“No dieron a conocer la letra chica ni ninguna otra letra”, expresó en diálogo con Canal Abierto el secretario general de la CTA Autónoma, Ricardo Peidro. “Como mínimo, nos preocupa porque no estamos hablando únicamente de un acuerdo comercial, sino que impacta fuertemente en la estructura productiva del país”.

Ante la falta de información oficial, fue quizás la respuesta patronal la que trajo mayores certezas a las organizaciones sindicales respecto de los objetivos del pacto. “De la reunión participaron también las cámaras empresarias, que salieron inmediatamente a felicitar el acuerdo. No sabemos si es porque tienen más información o es sólo una cuestión de lealtad a este Gobierno”.

Al no contar con mayores definiciones sobre el acuerdo, Peidro fue cauteloso en sus declaraciones pero advirtió: “Vamos a enfrentar cualquier vulneración de los derechos laborales”.

Ante la consulta sobre un posible intento de reforma laboral en Argentina, el titular de la CTA Autónoma planteó su rechazo y recordó que “ya intentaron avanzar, y si no lograron imponerla fue por la movilización de la clase trabajadora en estos casi cuatro años”.

“Si tiene que haber algún cambio, que empiece por terminar con la precarización y los contratos basura, una práctica corriente y extensa en todos los ámbitos”, opinó.

En esta entrevista, el principal dirigente de la Central también dio detalles sobre el nuevo convenio sobre violencia y acoso aprobado por la 108º Conferencia Internacional del Trabajo de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) de la que fue partícipe.

Entre otras cosas, la norma internacional asume la extensión y gravedad de la problemática de acoso y violencia por razón de género. Por ello, destaca de forma expresa que “la expresión violencia y acoso en el mundo del trabajo designa un conjunto de comportamientos y prácticas inaceptables, o de amenazas de tales comportamientos y prácticas, ya sea que se manifiesten una sola vez o de manera repetida, que tengan por objeto, que causen o sean susceptibles de causar, un daño físico, psicológico, sexual o económico, e incluye la violencia y el acoso por razón de género”.

Por último, y de cara a las elecciones generales de este año, Peidro lanzó: “Ahora lo más importante ahora es que se vaya este Gobierno, expresión política que viene destruyendo la vida de nuestros compatriotas”.

ENTREVISTA:

Entrevista: Diego Leonoff (@leonoffdiego)

 

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas