Redacción Canal Abierto | No es más que una estrategia comunicacional que no es solo de Lanata, sino que tiene que ver con cierta centralidad que le van a dar en la campaña a las políticas de ajuste y al de enfrentar a un enemigo interno, que en este caso son los más débiles de la sociedad, afirma Nicolás Caropresi, del Movimiento de Trabajadores Excluidos, ante la consulta de Canal Abierto acerca del informe presentado en el programa Periodismo Para Todos.

En la última entrega de su programa dominical, el conductor Jorge Lanata presentó un informe según el cual, la organización social que nuclea a trabajadores precarizados y que logró no sólo visibilizar la situación de los cartoneros y vendedores ambulantes, sino también generar mejoras en sus condiciones de vida, aprovechaba los recursos que el Estado vuelca en programas sociales para su construcción territorial.

Este discurso, que ya es común en el macrismo y en los medios de comunicación que lo han construido, es que los pobres son los culpables de la devaluación, la inflación, el déficit fiscal y la pobreza. Buscan criminalizar a las organizaciones sociales, las protestas y todo lo que se oponga a un proyecto que plantea como cuestión central que el mercado y las inversiones van a ordenar la vida de nuestra sociedad”, agregó Caropresi.

Descargar

Uno de los puntos en los que se sostuvo el informe es en supuestas causas penales iniciadas por damnificados por el MTE. El argumento es que la organización les obliga a entregar parte del monto que cobran en concepto de salario social complementario. Nosotros no tenemos esos problemas. Las denuncias que intenta hacer Lanata, como lo demostró su informe, en el caso del MTE ninguna pudo ser demostrada. Incluso cuando hablan de los retiros que supuestamente le hacen a los cartoneros, no demuestra nada. Habla de una causa inexistente de la que no pudimos encontrar ninguna denuncia. Es más, el teléfono de denuncias del cual habla el Ministerio de Desarrollo de la Nación y al cual recibió 2700 denuncias de todo el país, si Lanata se hubiera tomado el trabajo serio de hacer la investigación, sabría que nosotros fuimos lo que pedimos que tuvieran una oficina de denuncias para cuando alguien era víctima de extorsión para retirarle dinero de su salario social complementaria”, responde Caropresi a la consulta sobre esta cuestión puntual.

Descargar

Nicolas Caropresi (MTE-CTEP)

Nosotros tenemos una definición central: para cada compañero beneficiario de un salario social complementario, ese es un ingreso complementario de su trabajo, que es de venta ambulante, cartonero o cuidacoche. Ese salario social complementario es su plata y él con esa plata hace lo que quiere. No puede haber ninguna organización o dirigente diciéndole qué tiene que hacer con su plata. Puede ser que haya alguna cooperativa que en asamblea haya decidido juntar plata para comprar una camionetita para mover la mercadería, pero lo cierto es que en nuestro caso no hay ninguno de esos casos y por eso Lanata no pudo demostrar nada serio en su informe, agregó.

Descargar

Y con respecto a las causas judiciales mencionadas en el informe, Carporesi sostiene que ninguna de las personas acusadas por Lanata está notificada. El día lunes, frente a lo que salió en el programa, salimos a investigar y no encontramos ninguna denuncia de ese estilo en ninguna fiscalía ni juzgado. Puede ser que se nos esté escapando, pero la verdad es que nadie está enterado. Han existido casos que existe en los barrios de algo que suele pasar mucho en los barrios, que es la existencia del prestamista usurero. A veces es una persona física y otras veces son compañías de extracción de riqueza de nuestros compañeros, que como no pueden acceder a un préstamo común y corriente en un banco, terminan acudiendo a un prestamista que suele tener relación con tranzas y diferentes mafias que existen en las periferias de nuestro país.

Consultado por las motivaciones que pueda haber tenido el conductor para apuntarles los cañones a ellos, Caropresi aventura que este es el inicio de campaña de ellos, que se suma a lo que decía Picchetto que necesitamos más emprendedores y menos cartoneros. Lo venían diciendo con el ajuste  fiscal, diciendo que había que atacar a las organizaciones sociales que se llevaban la plata del Estado o atacando a los jubilados. El macrismo va a desarrollar una campaña de entrada en el desarrollo de un enemigo interno, van a profundizar en cavar aún más la grieta, no en base a cuestiones ideológicas sino en base a cuestiones materiales de vida.

Y agrega: eso lo explica la política en lo que tiene que ver con la criminalización de la protesta, en el avance de vallados tecnológicos y robóticos de los que se jacta Patricia Bullrich, el asesinato  y fusilamiento de pibes por la policía, que son festejados por Presidencia de la Nación. Van a buscar fortalecer ahí su núcleo duro y su política discursiva. Esto no es ninguna novedad, es lo que hizo Bolsonaro en Brasil.

Descargar

Vamos a seguir militando y demostrando que nuestro trabajo, nuestra militancia y nuestra construcción cotidiana no es otra cosa más que el compromiso con los humildes y de un montón de profesionales por hacer lo posible por mejorar la vida de un 25% que quedó excluida del mercado laboral, quedó excluida de la posibilidad de ser un explotado. Así han salido a cartonear, a inventarse sus trabajo y crear herramientas como las cooperativas que han permitido avanzar en la conquista de derechos, como es el caso de la Ciudad de Buenos Aires, que hoy existe un sistema de reciclado con inclusión social que es como se recolectan los materiales reciclables en la Ciudad de Buenos Aires. Ya hay notados y conocidos intentos del gobierno de la Ciudad de avanzar en contra de este trabajo que se lleva adelante, como son los contenedores inteligentes o los intentos de alejar la basura de las manos de los cartoneros”, concluye Caropresi.

Descargar

Recibí más periodismo de este lado

promoción

Nuestros temas