Descargar

Redacción Canal Abierto | Luego de que el 23 de enero el opositor al gobierno de Nicolás Maduro, Juan Guaidó -militante del partido Voluntad Popular y presidente de una Asamblea Nacional que según el Tribunal Supremo de Justicia se encuentra en desacato-, decidiera autoproclamarse presidente interino de Venezuela en una plaza del este de Caracas, las calles se llenaron de manifestantes y, luego, de violencia.

“Después del 23 de enero no se han vivido protestas ni hechos violentos en las calles cosa que sí ocurrió el 23, el 22 y el 21, cuando sectores identificados con este dirigente Juan Guaidó y con la oposición salieron a protestar. Al principio eran protestas donde se tocan ollas, cacerolazos, se emiten consignas, pero al ir llegando la noche, los vecinos subieron a sus casas y en las calles permanecieron grupos con mucha violencia que incendiaron cauchos, voltearon carros, detonaron bombas molotov, y se sucedieron hechos de violencia que duraron hasta altas horas de la madrugada”, explica en diálogo con Canal Abierto, Jessica Dos Santos, periodista de La Radio del Sur, de Venezuela.

Luego, tanto Maduro como Guaidó ofrecieron ruedas de prensa donde el primero ratificó su decisión de romper relaciones diplomáticas –aunque no necesariamente económicas- con Estados Unidos, recordó el apoyo de Rusia y el comienzo de los ejercicios militares 2019, del 10 al 15 de febrero, en coincidencia con los festejos por los 200 años del Discurso de Angostura, pronunciado por el libertador Simón Bolívar.

Por su parte, el segundo anunció manifestaciones que serán esta semana. “Hay que ver cómo se desarrollan, porque las movilizaciones tanto del chavismo como de la oposición fueron muy grandes, pero después de eso las calles se han vuelto a enfriar”, explicó Dos Santos.

Descargar

En lo que refiere al panorama internacional, sobre todo en lo que tiene que ver con Estados Unidos, “es donde más turbio se ve el futuro más próximo y sobre todo el futuro lejano”, describió la periodista. 

“El gobierno de Estados Unidos ha dicho que no se va a retirar completamente de Venezuela, que piensa seguir pero de la mano del gobierno de Juan Guaidó. En este sentido se dieron dos anuncios que son preocupantes este fin de semana. Uno es que Carlos Vecchio, un militante de Voluntad Popular, va a ser el nuevo encargado de negocios de Venezuela en Washington pero de ese gobierno autoproclamado de Guaidó –relata Dos Santos-. Sin embargo, Estados Unidos dijo que Vecchio va a ser el único con el cual van a tratar los asuntos diplomáticos y económicos de Venezuela, también ha dicho que todas las cuentas van a pasar a manos de este personaje, lo cual supone un apuro bastante grave para el gobierno venezolano».

El otro fue la designación por parte de la potencia norteamericana de Elliott Abrams como «emisario para restaurar la democracia en Venezuela». “Elliot Abrams es un personaje conocido. Fue asesor de Ronald Reagan, de George W. Bush, tiene en su prontuario la responsabilidad de la invasión de Panamá, también fue juzgado por vender armas durante la guerra Irak-Irán y con el dinero recibido financiar a la contra nicaragüense”, explica.

En tanto, las filas de Voluntad Popular también se resintieron cuando su líder Guaidó mintió al sostener que no se había reunido con el militar y presidente de la Asamblea Nacional Constituyente venezolana, Diosdado Cabello. Un video de seguridad que se hizo público lo muestra saliendo del hotel donde se hospeda el líder militar, quien también confirmó el encuentro.

El pueblo venezolano, en tanto, “se mantiene en calma, aunque a la expectativa de lo que va a ocurrir en los próximos días”, resumió Dos Santos.

Descargar

 

Foto: Getty Images

promoción

Nuestros temas