Redacción Canal Abierto | A partir de la suspensión de clases, ocurrida unos días antes del inicio de la disposición del aislamiento social obligatorio, desde la Secretaría de Medios Públicos se generó Seguimos educando, una serie de programas de radio y televisión elaborados en conjunto con el Ministerio de Educación. El plan es el de aportar contenidos educativos para chicos que no asisten a los colegios.

Divididos según niveles y grados, los programas se emiten tanto en la TV Pública como en los otros canales del Estado, Paka Paka y Encuentro. Para su diseño, el equipo que trabaja en su elaboración se valió de las producciones realizadas por ambas señales, en sus orígenes dependientes de la cartera educativa.

La realización del ciclo ocurrió al igual que la pandemia y su consecuente cuarentena: de manera tan sorpresiva para los involucrados en la producción, que al momento de tener que afrontar la tarea se encontraban diagramando las programaciones de las emisoras públicas que habían sido castigadas por el gobierno de Cambiemos.

«No imaginábamos que iba a suceder una cosa así. Estábamos recuperando los canales y contenidos públicos, ya que del Estado dependen Encuentro, Paka Paka y DeporTV, así como la plataforma Cont.ar -contó Woody González, gerente del Polo Audiovisual de Contenidos Públicos, en diálogo con Canal Abierto-. Estábamos en un proceso de recuperación de esos canales, que habían sido devastados, ocultados y escondidos de la mirada pública. Por otro lado, estábamos pensando la manera de volver a producir contenidos. De hecho, estaban pautados estrenos para abril en todos lo canales. Pero la pandemia y el virus nos pusieron un freno y rápidamente tuvimos que cambiar de órbita y empezar a pensar qué hacer a partir de la suspensión de clases. Pensando en que los chicos no perdieran el año escolar, nos pusimos a trabajar, pero teniendo clara la consigna que repetimos siempre tanto: que nosotros no reemplazamos a la escuela ni a los maestros, solamente tratamos de generar una herramienta para que los chicos y chicas puedan seguir teniendo acceso a los contenidos».

La misión fue traducir al lenguaje radiofónico y audiovisual los contenidos pedagógicos que los docentes dan habitualmente en clase. «El formato, tanto en la tele como en la radio, es alguien que oficia de conductor con las herramientas propias del oficio. Ahí hay gente como Gonzalo Bonadeo, Gisela Busaniche, Florencia Halfon o Monchi Balestra. Son nombres, voces y caras muy reconocidas por la gente que se han sumado casi desde una gesta patriótica, porque es un laburo diario y complejo, porque no es fácil traducir el idioma educativo, que usan un maestro o maestra con sus alumnos, al de la radio o la tele. Creo que lo estamos logrando con bastante éxito, porque la repercusión es mucha y muy buena. Cubrimos una franja horaria muy grande y todos los niveles están representados. En la tele el nivel inicial primero, segundo y tercer grado salen en vivo por la TV Pública. Por la tarde, en Paka Paka, salen cuarto, quinto y sexto grado. La plataforma Cont.ar emite todas las horas de clase y se generó un podcast para que se puedan escuchar los programas de radio», explicó González.

Descargar

«En radio en particular, la red es enorme. Está Radio Nacional con sus 49 emisoras, las radios universitarias, las agrícolas, las cooperativas, las comunitarias… El espectro es enorme, cosa de llegar por un medio u otro a la mayor cantidad de chicos y chicas», agregó.

Los programas de Seguimos educando tienen un complemento gráfico, a partir de una serie de cuadernillos generados desde el Ministerio de Educación, de distribución gratuita. «Tienen toda la grilla y toda la currícula de los contenidos educativos que van en paralelo en la radio y en la tele. Se van a imprimir 7.000.000 de cuadernillos que van a ser de distribución masiva. Están en supermercados, almacenes y en todos los lugares que la cuarentena permite que estén abiertos, para que todo el mundo pueda acceder a ellos. Hemos tratado de cubrir todos los aspectos posibles», narró González.

Descargar

¿Qué ocurrirá con Seguimos educando cuando pase la pandemia, cese la cuarentena y la vida retome lo que era su normalidad hasta hace algunas semanas?¿Es posible que el formato, surgido para cubrir una urgencia, sobreviva como forma de complemento educativo a la escuela? Gonzalez aventuró que «una vez retomadas las clases, con los chicos y las chicas en los colegios con sus maestros y maestras, no estaría mal generar una herramienta que complemente la tarea de la escuela. Esto es una visión absolutamente personal, porque la verdad es que ni lo estamos analizando porque la tarea actual es muy grande».

Descargar

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas