Canal Abierto Radio | Los principales dirigentes de la CGT mantuvieron el martes un encuentro virtual con la Asociación Empresaria Argentina (AEA), que nuclea a empresarios como Paolo Rocca (Techint), Marcos Galperín (Mercado Libre), Luis Pagani (Arcor) y Héctor Magnetto (Clarín), entre otros. En el mismo firmaron un documento bajo la premisa de que “el país necesita que la actividad privada tenga un mayor despliegue”.

El secretario General de la CTA Autónoma Ricardo Peidro advirtió el peligro de estas conversaciones para el ámbito sindical, pero también para el empresarial, porque “no contempló las necesidades de los pequeños y medianos productores, como tampoco de los sectores de la economía popular”.

“Reunirse por su cuenta con los grupos concentrados y de mayor riqueza del país atenta contra lo que siempre han criticado con respecto al modelo de unicato sindical” indicó.

Se trató del primer encuentro oficial entre ambas entidades aunque ya que han asumido públicamente que desde hace meses mantienen reuniones extraoficiales, y este sorpresivo cónclave parece haber servido para plasmar en una expresión publica las coincidencias entre sus representantes.

“Si bien el Gobierno no participó de este encuentro, interpretamos que lo avala, y pedimos que se respete la diversidad de las expresiones en el ámbito sindical”, agregó, ya que estos empresarios son “los mismos que empujan a la flexibilización laboral, a mantener la desigualdad del sistema en nuestro país, los que sostuvieron al gobierno de Macri cuando el pueblo resistía y los responsables de la fuga de capitales más grande la historia”.

El cuestionado documento firmado por todos los presentes incluye varios puntos, entre los que se encuentra “la inserción inteligente de la Argentina en el mundo”, mientras actualmente el Gobierno lidia con las presiones de acreedores externos tras la estafa de la deuda asumida por la gestión anterior. Además, tanto empresarios como cegetistas sostienen “la necesidad de reducir gradualmente la presión tributaria sobre el sector formal de la economía”, algo que está en las antípodas del impuesto a las grandes fortunas que se está impulsando desde las organizaciones representantes de trabajadoras y trabajadores.

Peidro subrayó que este documento tiene los reclamos empresariales y no de los trabajadores. “Nos preocupa que en esta situación estén marcando la cancha” porque “huele a reforma laboral”, alertó el titular de la CTA-A

Escuchá la entrevista completa:

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas