Canal Abierto Radio | La propuesta anunciada durante la madrugada del lunes trajo festejos en el gobierno y un alivio en términos fiscales, con un cronograma de pagos establecidos a partir del 2021. “Esto aparece como una oferta argentina aceptada por los fondos, pero se parece mucho a la oferta de los fondos” indicó López Mieres, economista del Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas.

“La diferencia entre la propuesta de Argentina del principio de julio y la propuesta que finalmente se anunció, modifica la oferta para los bonistas pero no los flujos de pago en términos absolutos para la Argentina” explicó. Es decir, en términos numéricos se paga más: “Una de las declaraciones de Alberto (Fernández) fue ‘no vamos a poner un peso más’, y efectivamente no implica un peso más, pero sí un peso antes” recordó.

La disputa que queda luego de los anuncios, es para conocer la letra chica del acuerdo y que esos detalles no impliquen modificaciones en las cláusulas de acción colectiva, más conocidas como cláusulas anti buitre. La negociación que firmó Ecuador en estos días cedió en ese sentido, “los bonistas esperan que Argentina haga lo mismo”.

Así lo demuestra una parte del comunicado donde sujeta la negociación a que organismos internacionales puedan revisar y acepten modificaciones a esas cláusulas. “Ese era el caballito de batalla de la pelea de (Martín) Guzmán, por eso es extraño, o apresurado, aunque está bueno que se lo presente como triunfador, me parece que para decir eso va a haber que esperar un poquito más”.

“Sí me parece que es un golpe sobre las banderas que intentaba levantar Guzmán contra los Fondos” que están más cercanas a las cláusulas anti-buitre que a la cuestión cuantitativa de la propuesta. “Vamos a ver qué cosas cede Argentina en las cláusulas legales para terminar de hacer un cálculo preciso” concluyó.

Escuchá la entrevista completa:

 

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas