Redacción Canal Abierto | Cuando se espera que el Presidente firme en las próximas semanas el decreto que modifica la reglamentación original de la Ley de Cannabis Medicinal, un amplio abanico de referentes de distintos ámbitos, especialistas, dirigentes, organizaciones sociales, empresas e instituciones públicas inauguran hoy el primer Clúster Argentino de Cannabis y Sociedad, tras el objetivo de intervenir activamente en el desarrollo de lo que será la industria nacional del cannabis, que comenzará su etapa fundacional a partir de la aplicación plena de la norma sancionada en 2017.

En el contexto argentino y global del fin del prohibicionismo del cannabis, la nueva comunidad se propone, según explicaron a Canal Abierto sus integrantes, ocupar un lugar en representación de la ciudadanía para articular con los diferentes sectores como la medicina y la industria farmacéutica, el Estado y espacios auto organizados.

Según su carta fundacional, el espacio busca “reunir a todas las personas físicas y jurídicas interesadas en la problemática”, para incidir en el desarrollo industrial en el marco de la Ley 27.350 que reconoce al cannabis medicinal como alternativa legal para el tratamiento de enfermedades como epilepsia refractaria, Parkinson, VIH, cáncer, esclerosis, autismo y artrosis entre muchas otras.

 

Nueva reglamentación

La Ley 27.350 de Cannabis Medicinal fue sancionada en 2017 por unanimidad en ambas cámaras del Congreso.  Además de autorizar el uso terapéutico dispuso la creación de un Programa Nacional para el estudio y la investigación de la planta, sus derivados y tratamientos no convencionales.

Al año siguiente Mauricio Macri decretó una cuestionadísima reglamentación que, hasta ahora, dificultó su aplicación. Luego de ganar la elección presidencial y antes de asumir, Alberto Fernández recibió de un grupo de organizaciones un pedido para modificar esa reglamentación. El nuevo presidente creó un Consejo Consultivo integrado por los ministerios de Salud y Seguridad, el CONICET y sectores de la sociedad que redactó el nuevo texto de aplicación. Ahora, con la aprobación de la ministra Sabina Frederic y el ministro Ginés Gonzales García, Fernández estaría por firmar el decreto en las próximas semanas.   

La reglamentación actual contempla una mirada más amplia en la que, fundamentalmente, aparecerá la figura del “autocultivo regulado con fines medicinales” y además permitirá a las organizaciones ciudadanas obtener licencias para cultivar y abastecer a sus socios.

El Clúster que se presenta hoy, que reclamará un lugar en el Consejo Consultivo oficial, apunta también a la generación de espacios productivos y puestos laborales genuinos de la incipiente industria cannabica.

Si bien existen otras redes que nuclean entidades vinculadas a la temática, este sería el primer armado que reúne nombres tanto de la esfera pública como privada junto a agrupamientos del tercer sector

Está integrado por la Universidad Nacional de San Martín a partir de su Programa de Extensión Territorial y su Centro Universitario en el Penal Nº 48, la cooperativa de recicladores de residuos Bella Flor, el Centro Cultural y Deportivo Los Amigos y la organización Ocho de Mayo, entre otros, y cuenta con el asesoramiento de reconocidos profesionales y el acompañamiento de otras redes de distintos países de la región.

 

Te puede interesar: Marcha por el autocultivo de cannabis: “Llevamos cuatro años de desventaja”

 

Recibí más periodismo de este lado

Nuestros temas