Canal Abierto Radio | A más de dos años de su inicio, comienza el final de una de las causas más importantes por delitos de lesa humanidad en la Escuela de Mecánica de la Armada, en el marco de la última dictadura cívico-eclesiástica, empresarial y militar.

Se dividió en cuatro tramos y estamos llegando al fin, y lo que venimos planteando, más allá de la pandemia mundial, es que los juicios se realicen para poder empezar a condenar a estos genocidas”, expresó Emiliano Hueravilo, hijo de los desaparecidos Mirta Alonso y Lautaro Hueravilo, nacido en cautiverio, actual secretario de Derechos Humanos de la CTA Autónoma Provincia de Buenos Aires.

Además de este proceso, en La Plata se unificaron las causas de Pozo de Quilmes, Pozo de Banfiel y El Infierno, juicios que habían empezado a principio de año y se cortaron por la cuarentena. La reactivación de los juicios a los genocidas de la última dictadura favorece los procesos de memoria, verdad y justicia. Sin embargo, las víctimas y sus compañeros y compañeras de militancia reclaman medidas para poder atravesar esos momentos en compañía.

“Más allá que es algo nuevo para los querellantes y sobrevivientes no es lo mejor porque uno, los testigos o querellantes, queremos estar presentes para ver a estos genocidas”, explico Hueravilo.

Es muy importante la contención de los compañeros para que declaren pero no lo hagan en el living de su casa, solo, y en ese sentido necesitamos las audiencias para que se puedan abrir”, agregó.

“Hace pocos días nos enteramos que el Tribunal Oral Federal 1 (de La Plata) que lleva la causa va a hacer la sentencia por vía virtual” y no hizo lugar a los pedidos de las querellas de entrar a los tribunales, o disponer de algún lugar con pantallas “para poder contener a los compañeros y a las compañeras al escuchar las sentencias”.

Desde la CTA Autónoma, así como el Sistema Judicial Federal, transmiten en vivo estos juicios, “para acompañar y para que las nuevas generaciones sepan que se están haciendo estos juicios de lesa humanidad”, completó Hueravilo.

Escuchá la entrevista completa:

Recibí más periodismo de este lado