Canal Abierto Radio | A un año de haber salido de Bolivia, tras el golpe y la persecución a los dirigentes del Movimiento al Socialismo, el Ex Presidente Evo Morales regresó a su tierra, “cerrando de esta manera heroica la tragedia del golpe de Estado con el retorno y la recuperación de la democracia, con la asunción del presidente Luis Arce” expresó Mariano Vázquez, periodista de la agencia ACTA, quien formó parte de la que acompañó la vuelta del líder del MAS.

La caravana comenzó el lunes a la mañana en Villazón, donde fue despedido por el propio presidente argentino Alberto Fernández. Al entrar en Bolivia pasó por Atocha, Uyuni, Villa Mulato, Serayuvo, Orinoca, su pueblo natal donde pasó por la casa donde nació, y Oruro. Concluyó en el aeropuerto de Chimoré, en la región de las Seis Federaciones del Trópico de Cochabamba fue donde Evo se forjó como dirigente sindical y en donde fundó el MAS. Allí, miles de bolivianos y bolivianas que comenzaron a aglutinarse en los últimos días le dieron la bienvenida.

“En este acto dio cuenta de las razones y quiénes ejecutaron este golpe, las responsabilidades de la derecha en Bolivia y las complicidades de la Organización de Estados Americanos, de Luis Almagro, de Estados Unidos, incluso las razones las puso en términos económicos” ya que advirtió que el interés de estos sectores es saquear los recursos económicos “y especialmente el litio”.

El contundente triunfo del MAS, y los masivos actos de asunción de Lucho Arce y del retorno de Evo, según Vázquez se explica por “la miopía de la derecha en Bolivia” porque creyeron que exiliando y persiguiendo dirigentes, el movimiento iba a desaparecer. Pero también la resistencia del pueblo, sobre todo a las masacres de Sacaba y Senkata, y la reconversión del MAS para reorganizarse y ganar las elecciones.

“El MAS es mucho más que un partido político, y además es la única estructura y fuerza organizada a nivel nacional y territorial en todo el país. No es un partido tradicional sino que es un instrumento político de los pueblos, de los campesinos indígenas originarios, de las organizaciones urbano populares, de los jóvenes y las mujeres, y los nuevos movimientos sociales que nacieron al calor de la revolución cultural que comenzó en 2006”.

El dirigente indígena agradeció específicamente a ATE y la CTA Autónoma de Argentina “por el apoyo, el acompañamiento y sobre todo por los 11 meses en los que él tuvo que estar en Argentina, porque el Hotel de ATE sirvió de refugio y hogar para muchos dirigentes del MAS que tuvieron que salir del país de manera forzada” indicó el periodista. Pero también, la participación en la organización de las elecciones de Bolivia en Argentina el pasado 18 de octubre.

Escuchá la entrevista completa:

Recibí más periodismo de este lado